Web dedicada a la alimentacion y la nutricion sana. Consejos para una alimentacion saludable, Recetas, Dietas, Complementos alimenticios dietéticos. Vegetarianos.

.
.

miércoles, 9 de agosto de 2017

CONSEJOS PARA LA GERMINACION DE SEMILLAS


Algunos consejos más para que tus semillas germinen fácilmente y sanas:
 
• Escurrir las semillas y dejarlas solo con una pequeñísima película de agua, en su tarro, con la tela por encima. Las semillas solo necesitarán humedad. Dejaremos el tarro un poco inclinado para evitar el estancamiento de agua y para que circule mejor el aire.
 
• Enjuagaremos las semillas por lo menos un par de veces al día, por la mañana y por la noche, más veces si hace mucho calor o si tenemos la impresión de que el tarro está reseco.

Las semillas necesitan humedad pero no estar saturadas ni bañadas en agua. Como también necesitan un entorno protegido, la tela de tul o de gasa o una tapa llena de agujeritos es igual de importante para su germinación.


martes, 8 de agosto de 2017

ZUMO DE HIERBA DE TRIGO Y DE CENTENO: ELIXIRES DE REJUVENECIMIENTO


A parte de las semillas germinadas que puedas consumir, y que enseguida, en esta web, aprenderás como hacer en casa, hoy se pueden conseguir hierbas frescas en algunos establecimientos o incluso puedes dejar que tus germinados crezcan en casa hasta que se conviertan en hierba, es fácil hacerlo con algunos cereales como el trigo, el centeno, la espelta o el kamet. La semilla de los cereales se transforma en hierba al contacto con el agua, el aire y la luz del sol. Dicha hierba no tiene los mismos componentes. Por ejemplo, la hierba del trigo no tiene gluten.

El consumo de esas hierbas se hace exclusivamente en forma de zumo, que es la forma más adaptada para nuestro sistema digestivo. Muy ricos en fibras, se necesita un aparato digestivo muy particular para digerirlas tal cual, y tampoco pueden alterarse, por ejemplo, es indispensable no someter dichas hierbas a ninguna fuente de calor para extraerles el zumo.

 
Ricas en oxígeno y particularmente en clorofila, el zumo de hierbas también resulta ser alcalinizante.

 
El zumo de hierba de trigo

Cultivar trigo requiere cierta organización y de un sitio especial en casa (una terraza estaría bien) que permita el escalonamiento de las semillas de trigo en cubetas de compost o de mantillo.

Cuando las hierbas llegan a una altura de 15 a 20 cm, se cortan por el tallo para pasarlas por un extractor y hacer un precioso zumo rico en clorofila.

El zumo fresco de trigo se toma en pequeñas cantidades. Puede usarse para hacer curas o como complemento nutricional, tanto cotidianamente como en ciertos períodos de la vida. Los beneficios de las curas a base de hierba de trigo son numerosos y los que lo han probado lo consideran un auténtico elixir de rejuvenecimiento. Hay que decir que la hierba de trigo se compone de un 70 por ciento de clorofila, vitaminas (entre otras la provitamina A y las vitaminas B y C), los ocho aminoácidos esenciales, minerales y oligoelementos.

El zumo de trigo se consume inmediatamente después de haberlo extraído. Quienes no se quieran meter en esos asuntos agrarios caseros pueden degustar el zumo de trigo en algunos restaurantes y bares dietéticos que proponen cócteles «verdes».

El zumo de hierba de centeno

El centeno puede ser cultivado del mismo modo que el trigo, en cubetas de mantillo o compost que tendremos en el balcón, la terraza o el jardín. Su hierba llega a los 8 ó 10 cm de longitud en el momento de cortarla para extraer el zumo, libre de fibras que irritarían nuestro sistema digestivo.

A falta de su cultivo casero, se puede acceder a la alternativa del zumo a base de centeno en polvo. El zumo obtenido se consumirá para curas o como complemento nutricional cotidiano en determinados momentos de la vida. Lo más interesante de este alimento es la sinergia entre todos sus componentes, que lo convierten en un cóctel de salud de los más completos que hay.


¿Cómo utilizar el zumo de hierba de centeno?

El centeno en polvo es muy fácil de encontrar en las tiendas de productos biológicos. En esa forma instantánea, su uso resulta muy práctico y se adapta perfectamente a nuestros horarios locos y la habitual falta de tiempo...
 
En cocina lo podemos incorporar a salsas frías, diluyéndolo previamente en un poco de agua. Con él conseguiremos salsas de color fuerte que combinan muy bien con los platos primaverales.
 
 
 

COMO PREPARAR CEREALES Y LEGUMBRES GERMINADAS EN CASA


A los que nos encanta el sabor de los brotes y reconocemos su valor alimenticio y sano, no nos cuesta nada dar el paso de cultivarlos en casa, de esa manera tenemos siempre a mano nuestra variada despensa natural.
 
¡Pequeños y mayores disfrutamos en casa de nuestros propios brotes cultivados por nosotros mismos! Los niños disfrutan mucho con ello.
 


Aconsejamos brotes de alfalfa para los principiantes, porque germinan muy fácilmente, igual que el girasol y las lentejas...

• Hay que comprar semillas ecológicas garantizadas al ciento por ciento. Luego nos hacemos con un tarro de cristal, como los de mermelada o los de legumbres cocidas. Tengamos en cuenta que las semillas, al germinar, aumentan bastante su volumen y escojamos un tarro lo suficientemente grande. En general, 2 ó 3 cucharadas soperas rasas de semillas en un tarro de cristal de conservas, será más que suficiente. Lo mejor es preparar diversos tarros en los que pondremos semillas a germinar con el intervalo de un día, para que la recolección sea escalonada.
 

• Eliminemos las semillas que nos parezcan feas o estropeadas. Coloquemos las seleccionadas en el tarro y cubrámoslas de agua. El tarro se debe tapar con una tela fina de algodón, una gasa o un trozo de tul, que aguantaremos a la boca del tarro mediante una goma elástica. Cuando las semillas que vamos a germinar son muy pequeñitas, estas telas van de maravilla para enjuagarlas, cambiar el agua y escurrir los brotes. Si se trata de semillas grandes (garbanzos, girasol...) podríamos usar perfectamente un colador. El agua que utilizaremos para la germinación será, preferentemente, mineral.
 
• Dejemos las semillas cubiertas de agua la primera noche. El tiempo que se deben dejar las semillas en remojo dependerá de cada variedad. La alfalfa y los rábanos, por ejemplo, tienen bastante con tres o cuatro horas en remojo, mientras que los garbanzos, las judías mungo y las de soja necesitarán más de diez horas. Cuando queramos germinar semillas de diferentes tamaños y especies, es preferible ponerlas por separado, porque cada especie tendrá un tiempo de germinación concreto y diverso.
 
• A la mañana siguiente se enjuaga cuidadosamente con agua varias veces, a través de la tela de gasa, con agua mineral o con un agua filtrada.


 
Recuerda
 
• Usar semillas ecológicas sanas y sin grietas.
 
• Se requiere un tiempo de remojo con agua mineral o purificada.
 
• Los enjuagues deben ser muy cuidadosos.
 
• Se requiere un tiempo de germinación en una atmósfera húmeda.
 
• La temperatura ambiente deberá situarse entre 18 y 22 °C.
 
• Conviene luz sin sol directo.

 
 

GERMINADOS: SANOS, DIGESTIVOS, NUTRITIVOS Y CON MUCHAS VITAMINAS


La germinación transforma el grano y comporta una serie de modificaciones positivas: las enzimas proceden a una predigestión en la cual el almidón se transforma en compuestos más fáciles de digerir. ¡Las tasas de vitaminas y oligoelementos aumentan! Tras la germinación, el valor nutritivo de las semillas se multiplica por diez y aportan al organismo vitaminas y oligoelementos que podemos considerar como biológicamente disponibles.

¿Qué encontramos en la composición de los brotes?

Proteínas vegetales

En los brotes de soja y en los de judías mungo, en los de girasol, en los de sésamo, alfalfa y brócoli...

 
Más hierro:

Particularmente en el fenogreco, las lentejas, los puerros, las espinacas, el hinojo, el sésamo; las lentejas coral, el brócoli, la quinoa...

Magnesio:

En el trigo, las lentejas, el lino, las espinacas, el alforfón, el girasol, el sésamo...

Calcio:

En las lentejas coral, los azukis, los berros, las espinacas, la quinoa, el sésamo...
 
Vitaminas del grupo B:

En el trigo, las espinacas, el arroz, las lentejas... Ácidos grasos esenciales En los brotes de girasol, sésamo...

Fósforo, potasio, cobre:

Se encuentran particularmente en los diferentes tipos de trigo, el brócoli, la zanahoria, la col, las espinacas, el hinojo, el fenogreco, los puerros...

Antioxidantes:

Especialmente en la alfalfa, los diferentes tipos de trigo y el brócoli.

Una fuente rica en vitamina C:

En todos los brotes, pero particularmente en los de las lentejas, la col lombarda, el brócoli, la alfalfa, los berros, la rúcula...



Las semillas germinadas tienen un poder alcalinizante.

El consumo de cereales y legumbres germinadas puede ayudar a mantener o restablecer el equilibrio ácido-básico.

Los brotes son verdaderos tesoros nutricionales.
 
 

RECETA PARA HACER TOFU EN CASA


Ingredientes: Para 5 porciones.

• 2 tazas de granos de soja
 
• un poco de nigari (cloruro de magnesio)
 
Preparación:

1. Deje la semilla de soja en agua por la noche, al día siguiente deseche el agua.


2. Muela la soja y al mismo tiempo échele una pequeña cantidad de agua hirviendo, para conseguir una masa como la de puré de patatas.

3. Coja la masa y échela en pequeñas porciones en una olla de agua hirviendo, y déjelas por 10 minutos. Esta etapa es muy importante, pues el calor destruye una enzima de la soja. Si la enzima no se destruye, la proteína de soja es indigerible.
 
4. Se filtra el agua y el líquido resultante es la leche de soja. La pulpa se llama Okara, puede mezclarse con harina para hacer pan, boloñesas vegetarianas o hamburguesas.

5. A la leche de soja se le añade una pequeña cantidad de cloruro de magnesio ó de sulfato de calcio (yo prefiero el sulfato de calcio) para coagular la leche. Los chinos han usado siempre las sales de calcio y los japoneses la sal marina (que contiene una pequeña cantidad de cloruro de magnesio), esta última modalidad añade Cloruro de Sodio, lo que puede ser un problema para los hipertensos, ó para las personas que retienen agua.

6. La leche se corta y se forman coágulos que flotan. El suero que queda debe ser claro.

7. Los coágulos se separan y se colocan en un contenedor forrado con tela para quesos. El contenedor debe tener un pequeño agujero para permitir el drenaje del exceso de suero. Se tapa.

8. Se coloca un pequeño peso encima de la tapa y se deja por varias horas.

9. Vacíe el bloque de Tofu en una olla grande llena de agua fría y déjela reposar por una hora.

10. Tire el suero



Información adicional

EL Nigari

El nigari es cloruro de magnesio y se hace con sal. Pero también vale un cloruro de magnesio que venden en las farmacias , disolviendo unas pastillitas de esas en agua también corta el tofu, aunque sale más caro eso es mejor sólo para casos de urgencia porque el nigari en las dietéticas si lo pides lo normal es que te lo traigan de encargo.

Eso sí para que el tofu se parezca al que venden tiene que ser con leche de soja comprada, porque con la casera sale otro tipo de tofu, que es típico japonés y es el que hacemos en casa, se llama tofu nube, esta muy bueno, se deshace más que el que venden pero se puede cortar y no pierde casi la forma.

 



 

TIEMPO DE COCCION DE ALGUNOS CEREALES Y LEGUMINOSAS


Producto (1 taza) - Agua - Tiempo de cocción

- Amaranto - 2 tazas - 7 min.

- Avena (grano) - 2 tazas - 10 min.

- Avena (copos) - 2 1/2 tazas - 45 min.

- Arroz integral * - 2 tazas - 7 min.

- Azukis - 4 tazas - 1.30 a 2 h.

- Bulgur - 2 tazas - 15 min.

- Cebada * - 3 tazas - 1 h.

- Cous-cous - 1 taza - 2-4 min.


- Espelta * - 3 tazas - 1.30 h.

- Garbanzos * - 4 tazas - 3 h.

- Judías rojas * - 3 tazas - 3 h.

- Lentejas * - 3 tazas - 3 h.

- Lentejas rojas * - 2 tazas - 15 min.

- Mijo - 3 tazas - 45 min.

- Pasta integral - ... - 12 min.

- Sémola de maíz - 3 tazas - 45 min.-1 h.

- Quinoa - 2 tazas - 15 min.
 
- Soja verde * - 3 tazas - 45 min. - 1 h.

- Soja amarilla * - 2 tazas - 2 h. o más

- Trigo (grano) * - 3 tazas - 2 h.

- Trigo sarraceno - 2 tazas - 15 min.

- * Los cereales y leguminosas marcados con asterisco se recomienda remojarlos durante la noche anterior para que resulten más rápidos de cocinar.

- En el caso de las leguminosas es recomendable también poner un trozo de alga kombu al cocerlas para que estén más tiernas y digestivas.



- La combinación de un cereal y una leguminosa da como resultado una proteína completa (lentejas con arroz, soja verde con espelta, mijo con lentejas, etc.).
 
 - Los tiempos de cocción son a fuego lento, pueden variar en ollas de vapor

lunes, 7 de agosto de 2017

GUIA BASICA DE CEREALES


Arroz

- Rico en carbohidratos y aporte proteico.

- Pobre en grasas.

- No contiene glúten (tolerado por celíacos).

- Contenido vitamínico centrado en las vitaminas del grupo B.

- El arroz integral es mucho más rico en fibra y minerales como el magnesio, el calcio o el fósforo.
 
- Tipos de arroz:

- De grano corto: Ideal para risottos y paellas por su textura suave y cremosa al tener más almidón.
 
- De grano largo: Para ensaladas y arroz a la cubana.

 
- Basmati: Procede de la India, es aromático y queda estupendo en ensaladas y pilafs.
 
- El Arroz salvaje (zizaina o grano de agua) en realidad no es un arroz sino la semilla de una planta acuática silvestre de terrenos pantanosos. Su sabor característico recuerda a las avellanas y su textura es crujiente. Es muy rico en fibra y proteínas.

Hay que tener en cuenta que absorbe hasta cuatro veces su volúmen de agua por lo que cunde mucho. Conviene dejarlo en remojo toda la noche para que la cocción no se "eternice". Combina muy bien con el arroz basmati en ensaladas junto a frutos secos, tomate fresco y hierbas aromáticas, aliñadas con aceite de soja y vinagre balsámico.

Avena
 
- Es el cereal con mayor contenido protéico (14 g / 100 g).

- Contiene también magnesio (150 mg / 100 g), calcio, fósforo y hierro, vitaminas del grupo B y algo de vitamina E.

- Es rica en ácidos insaturados.

- Su fibra soluble ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre.

- Es muy nutritiva y de fácil digestión.

- Sus hidratos de carbono se absorben lentamente por lo que sacia y es energética durante horas después de consumirla.

- En la cocina se suele emplear en copos que se cuecen durante unos 15 minutos o se emplean como relleno de croquetas o "hamburguesas" vegetales. También se comercializan los copos de avena inflados y tostados para el desayuno. La harina suele emplearse para hacer papillas para niños a partir del 8º mes (al contener gluten) y mezclada con harina de trigo para bollería. También se puede encontrar avena en grano aunque requiere una larga cocción.
 
Cebada

- Tiene una composición nutricional similar a la del trigo, aunque con menos hidratos y gluten, y más fibra y proteínas.

- Igualmente destaca la presencia de vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio, el hierro, el potasio y el zinc.

- Posee una acción calcificante muy importante durante el crecimiento.

- Protege la mucosa intestinal por lo que ayuda cuando existen problemas digestivos.

- Con la cebada se prepara la cerveza y la malta (sustitutivo del café). Se cocina en forma de copos, en leche o caldos vegetales.

Centeno
 
- Su composición nutricional se asemeja a la del trigo pero contiene menos gluten y más fibra.

- Rico en vitaminas del grupo B, algo de vitamina E y minerales (fósforo, magnesio, hierro, zinc y selenio)

- Rico en proteínas.

- Mejora los problemas de estreñimiento.

- Va bien para preparar panes y galletas que resultan menos esponjosas que las de trigo al tener menos gluten. También se vende en copos para cocer o incorporar a guisos de verduras así como en mueslis y papillas infantiles.

Maíz

- No contiene gluten por lo que es básico en la alimentación de las personas celíacas.

- Es uno de los primeros cereales que pueden consumir los niños.

- Los granos suelen utilizarse para preparar palomitas. Hacerlas en casa, con un poquito de aceite de oliva y así serán al 100% sanas y nutritivas.

- Para los desayunos se encuentran los famosos corn-flakes.

- La harina espesa sopas, salsas, se usa en rebozados y, combinada con la de trigo, se emplea en la elaboración de repostería. Con la sémola se prepara la exquisita polenta.

- Las tortitas de maíz que se encuentran en los herbolarios son deliciosas.

Mijo
 
- Es rico en proteínas y minerales (fósforo, hierro, magnesio y calcio) También contiene silicio, mineral básico para la piel, el cabello, las uñas y los dientes.

- Se comercializa pelado, se cuece durante unos 20 minutos y queda delicioso con verduras, incluso como sustituto del arroz (tuve la oportunidad de probar una "paella" de mijo y está buenísimo).

- No contiene gluten por lo que es apto para celíacos.

Quinoa real
 
- Aunque no es un cereal se consume como tal. Crece a muchos metros de altitud, en el  altiplano andino de América del Sur, su cultivo es totalmente orgánico y para los indígenas es el alimento base.

- Está considerada un "supercereal" por su elevado contenido proteínico, similar al de la carne pero sin las conocidas desventajas de ésta, y su alto valor calórico.


- No contiene gluten.

- Es una excelente fuente de hiero.

- Puede cocinarse de forma similar al arroz calculando 2 medidas de agua por una de quinoa. Lo mejor es combinarla con verduras o en sopas, croquetas y pasteles. También podéis encontrar quinoa hinchada para el desayuno, de sabor tostado y tamaño pequeño.

Trigo
 
- El cereal básico en la dieta occidental.

- Rico en salvado y fibra insoluble beneficiosa para el tránsito intestinal.

- El germen de trigo es el embrión de la semilla y una fuente enorme de vitamina E.

También es la parte del cereal más rica en proteínas, ácidos grasos esenciales (incluidos los omega-3), vitaminas del grupo B, minerales (fósforo, magnesio, hierro) y enzimas.

- La sémola es más fácil de digerir por lo que suele utilizarse en las primeras sopas infantiles. En copos o inflado para los desayunos.

- Las harinas de trigo son la base de la panadería y bollería.

- El cous-cous, típico del norte de África, se comercializa tanto refinado como integral y ecológico. Es de fácil preparación, se deja unos minutos en remojo con agua hirviendo, se cuela, se airean los granos y se combina con verduras, legumbres, incluso con frutas y melazas para preparar dulces.

- El bulgur es el grano de trigo entero, secado y triturado, de uso más que frecuente en Oriente Próximo (el Tabuleh libanés es "plato nacional"), con un sabor similar a la almendra.

Trigo sarraceno
 
- Conocido también como alforfón o trigo negro y originario de Asia Central.

- Rico en rutina, un flavonoide que refuerza los capilares sanguíneos.

- Con su harina se preparan los blínis rusos y los fideos japoneses. No contiene glúten.

- En herbolarios ya se comercializa pasta italiana a la piedra como espaghettis y fusillis.

Amaranto
 
El amaranto también conocido como kiwicha, proviene del centro y sur de América. No es estrictamente un cereal, se sabe de el que fue un grano sagrado de ciertas culturas de este continente. Siempre ha formado parte de la alimentación entre los pobladores de las zonas altas de estos países por sus cualidades potenciadoras de la energía física y la resistencia.
 
-Hace menos de dos décadas fue redescubierta internacionalmente, por lo que desde entonces es muy demandada por los turistas y se utiliza en tratamientos contra el cansancio.

- Su sabor es un poco dulce y picante y suele utilizarse en repostería y panadería. Se recomienda también para acompañar ensaladas y frutas.

- Tiene un valor proteico similar al de la carne, por lo que funciona como uno de los principales sustitutivos. Además del grano se pueden consumir sus hojas como otra verdura.

- Tiene altos contenidos de hierro, vitamina C, fósforo y calcio. Sus granos contienen más de la mitad de proteínas que otros cereales más populares. El amaranto es rico en vitaminas A, B1, B2 y C, así como en calcio, cobre, magnesio, fósforo y hierro.
 
- Tiene sabor a nuez y se puede usar en grano entero ( ej. muesli) o molido en forma de harina.

- Apenas tiene gluten y en panificación ha de mezclarse con harina de trigo o de espelta.

 

SEMILLAS: GERMINADAS O ESPERAR AL BROTE TIERNO


Hay quién prefiere consumir las semillas recién germinadas en las que solo aparece el germen, mientras que otros prefieren alargar el proceso hasta que aparezcan los primeros brotes tiernos de hojitas. En general, se trata de optimizar la duración de la germinación para cada tipo de semilla.
 
En un primer estadio, la semilla regada se ve perforada por el germen, que contiene todo el potencial del grano. Dicha perforación ocurre en la oscuridad. El germen es de color blanco, y puede consumirse tal cual.
 
En general, se suele esperar a que la semilla germinada se transforme al máximo en estas condiciones de «cultivo fuera del suelo». Pero si se espera demasiado tiempo, el brote se marchitará.
Normalmente, los cereales (trigo, espelta, alforfón...), los oleaginosos (sésamo, girasol, calabaza...) y las legumbres (garbanzos, lentejas...) se consumen en su forma de germen de unos 0,5 cm aproximadamente. Mientras que las semillas de verduras o de hierbas aromáticas (hinojo, rábanos, puerros, zanahorias, alfalfa, berros, perejil, cilantro, eneldo, mostaza...) se consumen en forma de brotes tiernos, con hojas verdes de unos 3 cm de longitud, aproximadamente.
 
El consumo de ciertas semillas puede alargarse a todas sus etapas de desarrollo, desde el germen al brote tierno. Es el caso del girasol, que podemos degustar en estado de germen o, si preferimos beneficiamos de la clorofila, en estado de brote tierno.

Para ciertos cereales, como el trigo o el centeno, se puede intentar un auténtico cultivo en suelo para recolectar los brotes, ricos en clorofila, y pasarlos por un extractor concreto de manera que podamos consumir todo el zumo, sin las fibras que puedan ser incompatibles con el sistema digestivo.

Las semillas germinadas y los brotes tiernos están presentes en todos los supermercados, preparados en bandejitas plastificadas. La presentación de bandejas con diversas variedades de brotes es interesante con el fin de probar diferentes sabores y texturas, porque cada uno de ellos es muy diferente a los demás. Ello va a gusto del consumidor pero se puede sugerir empezar por la alfalfa, fina y ligera, de sabor delicado, así como por los brotes tiernos del girasol, frescos y crujientes.


Siempre hay que tener preferencia por escoger bandejas con brotes muy frescos, con colores contrastados y potentes. Si la cadena de frío no ha sido respetada, si han estado en una atmósfera húmeda y poco ventilada, despiden un olor bastante desagradable. Se aprende rápidamente a ver cuándo los brotes están mustios y blandos, y en ese caso no interesan para nada. Las presentaciones variadas de brotes diferentes son muy agradables y favorecen la iniciación en diversos sabores y texturas: rábano, cebolla, hinojo, fenogreco, girasol, lentejas, brócoli, col lombarda, trigo, judías mungo, soja, alfalfa....

 
 

MAS BENEFICIOS DE LA SOJA


 
La Soja es potencia proteínica. De esta semilla portadora de aceite se obtiene la más variada y económica fuente de proteínas de todo el mundo.
 
Hoy, los científicos están planificando obtener de este cultivo, una amplia fuente de fabulosos ingredientes, para productos alimenticios de las décadas futuras.

Se estima que cada día trae 180.000 bocas nuevas para alimentar. Dentro de 30 años, casi siente (7) billones de personas habitarán este mundo. Pocos expertos creen que será posible alimentarlos sin la ayuda de la proteína de soja.

La promesa de la “proteína de soja” estriba en su versatilidad. Puede ser concentrada, tejida, hilada en fibras, aromatizada y coloreada, formada en tajada, trozos y pedacitos y confeccionarla virtualmente en cualesquiera de las formas que requieran los diversos procesos de la industria alimentaria.

Los porotos de soja contienen casi el doble de proteínas que contiene el queso, el doble de proteínas de la carne roja y 10 veces las proteínas de la leche.

Los tecnólogos en alimentos tendrán facilidad en ajustar el contenido proteínico de productos alimenticios que contengan soja, ajustando al mismo tiempo el contenido en vitaminas, minerales, calorías y grasas. Podrán así producir comidas altamente nutritivas sin colesterol y con alto contenido en ácido grasos no saturados.



Docenas de tradicionales alimentos contienen “proteína de soja”. Esta asegura el mantenimiento fresco de la pasta refrigerada para bizcochos, ayuda a darle un dorado crocante al hornearlos aumenta los contenidos de proteínas en el pan, y el aroma y esponjosidad de las masas.
 
La “proteína de soja” es un importante ingrediente en la preparación de carnes. Los budines de carne, hamburguesas y albóndigas pueden ser más uniformes y jugosas con un enriquecimiento nutritivo de “proteína de soja”.

 En las salchichas la “proteína de soja” es usada como emulsionante. Promueve una distribución pareja de la carne y la grasa, asegurando un producto alimenticio firme y tierno.

La industria puede preparar mezclas para sopas, raviolis, bifes, helados, hamburguesas, trozos de panceta y leche de soja. La panceta tiene un alto tenor en proteínas y baja cantidad de grasas y calorías. También puede prepararse una ilimitada cantidad de comidas, reforzadas con soja.

La Importancia de la Soja

Desde hace tiempo el poroto soja se conoce y se usa extensamente como alimento en los países del Lejano Oriente, como Japón y la China. Es asimismo, el principal alimento de populosas zonas donde los habitantes casi no consumen leche, carne o huevos. Efectivamente, esta leguminosa parece ser el alimento ideal, pues es un producto barato, se puede cultivar en casi cualquier clima y es una óptima fuente de proteínas, minerales y grasas. Contiene también vitaminas.
 
Sobre el uso de esta leguminosa, escribe el Dr. Howarth, antiguo profesor de la Facultad de Medicina de Pekín “Si bien hace mucho tiempo que la china venía apreciando las virtudes peculiares del poroto Soja, tan sólo ahora el mundo occidental está comenzando a emplear la riqueza nutritiva de esta leguminosa sin par. El chino de la clase media gasta apenas unas monedas por día para su alimentación. Esto no es un mito, ni tampoco un índice de pobreza: es simplemente la expresión de una realidad económica, de la cual la China bien puede enorgullecerse con justa razón” (Esther L. Gardner, Homemarker’s Cook book (El Libro de Cocina del Ama de Casa).

Magnífica fuente de Proteína Vegetal

La cantidad de proteínas que esta leguminosa contiene oscila entre el 30 y el 45%. Por lo tanto, tiene casi dos veces más proteínas que la carne, una vez y media más que el poroto común, las lentejas, las arvejas o el maní; tres veces más que el trigo integral, los demás cereales y el huevo; diez veces más que la leche.

 Rico en grasas

En general las leguminosas, con excepción del maní, son pobres en grasas. Sin embargo el poroto soja está en segundo lugar como fuente de esta sustancia alimenticia.

 La grasa del poroto soja es de muy buena calidad. Entran en su constitución ácidos grasos no saturados, esenciales en una alimentación equilibrada.

 Es rica en ácidos linoléico, linolénico y araquidónico. Contiene además cerca del 3% de lecitinas, que son grasas fosforadas de alto valor como alimento, no solamente para el organismo sino también para el sistema nervioso.



Pueden comerlo los diabéticos

Los hidratos de carbono del poroto varían entre el 10 y el 17%. Una cantidad mucho menos que ésta, apenas del 2% está bajo la forma de almidón absorbible para ser utilizado por el organismo humano. Por ser pobre en hidratos de carbono, esta leguminosa puede ser empleadas sin restricciones y con éxito en la alimentación de los diabéticos.

Dos veces más calcio que la leche

En cien gramos de poroto soja, seco y crudo, se hallan cinco gramos de minerales, representados principalmente por el sodio, el potasio, el calcio y el fósforo.

 La harina del poroto soja contiene calcio y fósforo en proporción más elevada que la leche y que el trigo integral.

 Contiene dos veces más calcio y cinco veces más fósforo que la leche de vaca. Cien gramos de harina de poroto soja tienen casi un cuarto de gramo de calcio y un poco más de medio gramo de fósforo.

Las Vitaminas

Tiene carotina, tiamina, riboflavina, ácido nicotínico y ácido ascórbico.

 En cien gramos de poroto soja se encuentran las siguientes cantidades de estas vitaminas:

 1. Carotina: 120 microgramos, que en el organismo se transforma en vitamina A. Cuando está verde el poroto soja puede contener hasta cinco veces más carotina.

 2. Tiamina: La misma porción de poroto soja proporciona al organismo cerca de medio miligramo. Esto es, más o menos un cuarto de lo que se necesita diariamente.

 3. Riboflavina: De los 2,500 microgramos que el organismo exige por día dicha cantidad de poroto soja proporciona 300 microgramos.

 4. Niacina: Cien gramos de poroto soja proporcionan al organismo un cuarto de la cantidad que éste necesita.

5. Acido ascórbico: De veinte a cuarenta miligramos es la cantidad de esta vitamina que cien gramos de poroto soja proporciona al organismo. La necesidad diaria es de unos 75 miligramos o más. Cuando está verde el poroto soja es una rica fuente de esta vitamina.

Fuente económica de calorías 

El poroto soja es uno de los productos más baratos que se puede disponer para obtener calorías. Esta queda demostrado en el cuadro siguiente:

 1 litro de leche completa proporciona 700 calorías
1 docena de huevos  "843"
1 kilo de carne de vaca  "1.864"
1 pan integral "2.466"
1 pan blanco "2.512"
1 queso magro "2.525"
1 porotos "3.220"
1 lentejas  "3.340"
1 poroto soja "3.500"
1 queso cremoso "3.700"
1 maní "5.510"

Solamente el maní y el queso cremoso, por la riqueza de grasas que contienen, pueden proporcionar más calorías que el poroto soja. Este está en tercer lugar. Es superior a la leche, los huevos y la carne. En cuanto al precio, un kilo de poroto soja cuesta menos que igual cantidad de carne o que una docena de huevos. Y además su proteína es tan buena como la de estos alimentos. 


viernes, 28 de julio de 2017

BERROS: MULTIVITAMINICOS, DIGESTIVOS Y DEPURATIVOS

 
Berros:
Nombre Botanico Nasturtium officinale
 
Los Berros son plantas acuáticas pantanosas, tienen el tallo con hojas imparipinnadas, con el lóbulo terminal grande y redondo; flores pequeñas blancas y silicuas lineares. Pertenecen a la familia de las crucíferas que es la misma a la que también pertenecen las coles.
 
Vegeta normalmente en todo el continente europeo, en México y otros países americanos. Se encuentra a lo largo de los ríos y también en los estanques y canales de agua limpia.
 
 
Son comestibles, sus hojas se consumen crudas en ensalada, o también cocidas. El berro de agua es el mas conocido y el que mas propiedades nutritivas tiene. En ensaladas, el mas utilizado suele ser el llamado berro de jardín (lepidium sativum).
 
Las flores y las hojas, que son las partes utilizadas, tanto en la alimentación como en farmacología, se recolectan en plena floración, avanzada la primavera. 
 
Aunque los usos alimentarios del berro son relativamente recientes, sus usos medicinales datan de tiempos muy antiguos. Jenofonte ya comenta de ellos que los persas los utilizaban para reponer fuerzas en casos de desgaste físico. Hipócrates, padre de la medicina, situó su hospital cerca del rio para poder gozar abundantemente de estas plantas para el tratamiento de los enfermos.
 
Se usa como depurativo del estómago y del bazo, como digestivo y contra el escorbuto. Es un expectorante óptimo y comúnmente se usa en los casos de catarro pulmonar. Esta demostrada científicamente la capacidad de los berros para eliminar las toxinas del tabaco y reducir así las probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón. Es considerada una planta anticancerígena.
 
El berro contiene azufre, yodo, hierro, fosfatos y un principio activo, la gluconasturcina, junto con vitaminas A, B, C y E. Su acción característica, estimulante de los procesos nutritivos y activadora de las secreciones, se debe precisamente a esta riqueza en vitaminas. Por ello es aconsejable tomar las hojas crudas en ensalada, recién cogidas, porque la cocción y la desecación destruyen casi todas sus propiedades depurativas, diuréticas, terapéuticas, corroborantes y detergentes.
 
Los berros son también efectivos para personas hipertensas, ya que ejercen control de la presión arterial cuando son consumidos en aportes de 90g. diarios para hombres y 75g para mujeres.
 
Consumiendo 30g. diarios de esta verdura, obtenemos la cuarta parte de vitamina C recomendada diariamente.
 
 
Zumo de Berros:
 
Es eficaz para el tratamiento de la ictericia y de las fiebres persistentes.

Se obtienen machacando las partes frescas en un mortero, y después exprimiéndolas a través de un lienzo y filtrando el líquido. Dosis: 100 g al día en ayunas. Duración del tratamiento: hasta la desaparición de los fenómenos correspondientes á la enfermedad.
 
Infusión de Berros:
 
Para tratamiento de la caquexia de origen escorbútico y tuberculoso, las bronquitis y el catarro.
 
Se prepara en frío porque el principio activo es volátil y se perdería con la evaporación. Se deja en infusión una cucharada de hojas en una taza de agua fría. Dosis: una taza al día, en ayunas. Duración del tratamiento: hasta la desaparición de la enfermedad.

Cocimiento de Berros:
 
Antiescorbútico.
 
Hervir durante tres minutos a fuego lento 10 g de hojas frescas de berro en 200 g de agua. Filtrar y dejar reposar durante algunos minutos. Añadir zumo de limón, de naranja, y también de tomate. Dosis: la cantidad preparada se toma a lo largo del día en vasitos.
 
CONTRAINDICACIONES DE LOS BERROS
 
Aunque los berros aportan beneficios digestivos, al ser purgante y estimular el sistema digestivo no se aconseja su consumo en caso de gastritis, úlcera intestinal y gástrica.

Como precaución no se recomienda su consumo en embarazadas y durante la lactancia materna.


Efectos secundarios de los berros

En personas sensibles a los berros, o en caso de consumo en grandes cantidades, puede causar irritación gastrointestinal. Además, también puede causar lesión en los riñones (sobretodo cuando su consumo es prolongado), y diferentes problemas en la piel, como urticaria, picor e hinchazón.

En personas con alergias los berros pueden causar rigidez de garganta y cuello, además de problemas respiratorios
 


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
.

.
.

Entrada destacada

COMO MANTENER UN CORAZON FUERTE Y SALUDABLE

  Cuando decimos que nuestro corazón esta sufriendo, normalmente nos referimos a problemas sentimentales, pero no es este el caso que ...