Web dedicada a la alimentacion y la nutricion sana. Consejos para una alimentacion saludable, Recetas, Dietas, Complementos alimenticios dietéticos. Vegetarianos.

.
.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

COMO SE ELABORA UNA DIETA SANA

 
Una buena dieta, seguida sistemáticamente, ayuda a conservar una salud óptima. Si se ingiere una dieta variada y en cantidades moderadas cada día, nuestro cuerpo tendrá todos los nutrientes necesarios y en las cantidades adecuadas: de esta modo, los adultos se mantendrán en forma y los niños conseguirán un crecimiento óptimo.

Esta dieta variada debe incluir alimentos de estos cuatro grupos:
 
1) Leche y otros productos lácteos.
 
2) Carne, pescado, huevos, leguminosas y frutos secos.
 
3) Frutas y hortalizas.
 
4) Panes y cereales.


Los alimentos del grupo de los cereales aportan a nuestro organismo hidratos de carbono, vitaminas del grupo B y hierro, más una cantidad no despreciable de proteínas. Los alimentos de la leche nos dan sobre todo calcio, riboflavina y proteínas de alta calidad. Los alimentos del grupo de las frutas y hortalizas nos proporcionan vitaminas del grupo B, vitamina A y C, y minerales. Los alimentos del grupo de la  carne y otros productos ricos en proteína, además de proporcionarnos este nutriente, aportan también hierro y vitaminas del grupo B.

Si se comen diariamente al menos dos raciones de cada uno de los dos primeros grupos y cuatro de cada uno de los dos últimos grupos, entonces se habrán ingerido las cantidades necesarias de minerales, vitaminas, hidratos de carbono, grasas y proteínas. Unas indicaciones adicionales ayudarán a asegurar que en la dieta estén presentes todos los nutrientes en las cantidades necesarias. Los niños, los adolescentes, las mujeres embarazadas y las madres que crían a sus hijos al pecho deben tomar más leche, debido a que el crecimiento implica necesidades especiales.

Por otro lado, todos debemos tener la precaución de incluir un cítrico u otra buena fuente de vitamina C en el grupo (3) y una hortaliza amarilla o de hojas verdes, en días alternos. Por último, las personas muy activas deben añadir alimentos suplementarios para satisfacer sus necesidades energéticas.

¿QUÉ NECESITAMOS Y PARA QUÉ?

De los alimentos de los cuatro grupos descritos anteriormente, obtenemos los numerosos nutrientes que precisamos. Para reparar los tejidos del cuerpo y para formar nuevos tejidos, necesitamos cantidades moderadas de proteínas. Éstas se necesitan también como material básico para la síntesis de enzimas, de anticuerpos y de ciertas hormonas. Así mismo, las proteínas contribuyen a mantener las cantidades adecuadas de fluido en las células, evitan un exceso de ácidos o de bases en el cuerpo y, en última instancia, sirven como fuentes de energía.


Los hidratos de carbono son fuentes importantes de energía. También son necesarios para consumir las grasas. Y las fibras (que son carbohidratos indigeribles) ayudan al cuerpo a evacuar las heces.
 
Las grasas acumulan gran cantidad de energía. Proporcionan ácido linoleico, material que se necesita para mantener la piel en buen estado de salud y el normal crecimiento de los niños. Dado que las grasas se absorben lentamente después de haberlas ingerido, ayudan a sentirnos satisfechos y alejan la sensación de hambre durante un período de más de tres horas.

Hay varios elementos minerales identificados como necesarios para el cuerpo humano: son el azufre, calcio, cloro, cobalto, cobre, cromo, flúor, fósforo, hierro, iodo, magnesio, manganeso, molibdeno, potasio, selenio, sodio y zinc. Estos elementos desempeñan una amplia gama de funciones específicas en el cuerpo. En conjunto, ayudan a mantener los niveles normales de fluidos corporales y a favorecer el adecuado equilibrio entre ácidos y bases. Individualmente, los diversos elementos minerales desempeñan papeles vitales: por ejemplo, el hierro se necesita para formar la hemoglobina (importante compuesto proteico que transporta el oxígeno hasta las células y se lleva de ellas el dióxido de carbono) y además forma parte de enzimas que liberan energía para el cuerpo; el calcio y el fósforo se necesitan para el crecimiento y mantenimiento de las huesos y de los dientes; el flúor desempeña un importante papel en la prevención de la caries dental; y el iodo es necesario para la formación de tiroxina, hormona que se precisa para regular la cantidad de energía que el cuerpo requiere para mantener las funciones vitales básicas (metabolismo basal).

Para mantenernos sanos, nuestra dieta debe incluir también alimentos que contengan cierto número de sustancias llamadas vitaminas. Las vitaminas liposolubles (es decir, que se disuelven en las grasas) son A, D, E y K. Las vitaminas hidrosolubles (que se disuelven en agua) son las del grupo B (tiamina, riboflavina, niacina, piridoxina, ácido pantoténico, biotina, ácido fólico y cianocobalamina) y la vitamina C (o ácido ascórbico). Cada una de estas vitaminas desempeña funciones específicas en el cuerpo. Así, la tiamina, la riboflavina, el ácido pantoténico y la niacina intervienen en la liberación de energía a partir de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. La vitamina A es esencial para la visión nocturna (adaptación a la escasez de luz) y para la resistencia a las infecciones. La vitamina D ayuda a la absorción de calcio y fósforo para promover un crecimiento máximo y mantener los huesos y los dientes. La vitamina E es un antioxidante que contribuye a conservar los sobrantes de la vitamina A y ácido ascórbico. La coagulación de la sangre depende de la acción de la vitamina K. El metabolismo de las proteínas requiere piridoxina (a menudo denominada vitamina B6 ). El ácido fólico y la vitamina B12 se necesitan para la normal maduración de los glóbulos sanguíneos. El ácido ascórbico (vitamina C) es necesario para la formación de colágeno, una proteína del tejido conjuntivo del cuerpo.



¿VIVIR PARA COMER O COMER PARA VIVIR?


La alimentación es un tema que interesa a prácticamente todo el mundo y en el que la mayoría nos consideramos expertos. Después de todo, comer es algo que hemos estado haciendo durante toda nuestra vida y todos sabemos a ciencia cierta cuáles son nuestros manjares favoritos y cuáles no nos gustan.
 
La lista de esos manjares variará de unas personas a otras y de un país a otro, pero aún así el tema de la comida concierne a todas las edades, razas y culturas. Los comentarios sobre alimentos y sobre comidas varían mucho; desde los gourmets, que alaban los méritos de una receta o de un ingrediente exótico, hasta las personas hambrientas o incluso a punto de morir de hambre, a quienes el tema de la comida les atañe por una cuestión de mera supervivencia.

En pocas palabras, la comida significa toda una escala de cosas para los seres humanos. En algunas partes del mundo, la palabra comida equivales a diferencia entre la vida y la muerte: hay tan poca comida, que la muerte es una siniestra realidad.


Desde esta circunstancia extrema se presenta una serie ininterrumpida de situaciones que van mejorando hasta llegar a aquellas sociedades que tienen suficientes alimentos y algunas tradiciones familiares y culturales para sazonarlos. Al final de la escala están las personas que consumen tantos alimentos, que ven sus vidas amenazadas por la obesidad.

COMER PARA VIVIR…

Todos tenemos que comer para sobrevivir. Es cierto que perderse una comida no constituye un desastre, pero una dieta adecuada es importante para conservar la salud y llevar una vida feliz y productiva.

La sensación de hambre es un apremiante aviso de la necesidad de comer. Cuando el nivel de azúcar en la sangre desciende, las contracciones del estómago nos advierten de que el cuerpo precisa alimento. Este sistema de información está controlado por el hipotálamo desde el cerebro. El hipotálamo actúa como un guardabarrera: nos recuerda que se espera la llegada de alimento, o sea que tenemos que comer. Nos avisa de que estamos hambrientos y de que debemos satisfacer nuestras necesidades de energía. Ésta es la forma básica de determinar la necesidad de comida. El hambre es eficaz como medio inmediato de encaminarnos hacia la comida. Sin embargo, el mensaje acerca de qué es lo que tenemos que comer no resulta tan claro hasta que no estudiamos el tema de la nutrición.

¿Qué alimentos ingerir? Ante nosotros se presenta cada día una amplia variedad de alimentos. Unos son ricos en ciertos nutrientes; y otros son ricos en unos nutrientes distintos. Puede que ciertos alimentos carezcan de tal vitamina o que nos proporcionen muchas calorías, puede que nos den proteínas de mayor calidad o que sean pobre en un elemento mineral. De nuestra elección racional depende nuestra salud.

La diferencia entre una alimentación adecuada y una alimentación deficiente adquiere su máximo dramatismo en la infancia. Los niños de los países subdesarrollados, están expuestos a las consecuencias de una alimentación deficiente: se calcula que la desnutrición en proteína y energía es la causa básica del 10% de la muerte de niños/as de 0 a 5 años de edad en los países pobres y que es una causa asicada al 50% de esas muertes. Una gran parte de los que sobreviven quedan afectados en su crecimiento físico por el mismo motivo, y muchos sufren retraso mental. Veinte mil niños quedan ciegos cada año a causa de la deficiencia de vitamina A. Los niños de los países desarrollados no padecen las secuelas de un déficit nutricional. Pero, a pesar de tener a su disposición una amplia variedad de alimentos, si la elección que realizan no es correcta, también ellos están expuestos a sufrir las consecuencias de una alimentación inadecuada.

Enfermedades como el infarto de miocardio, la caries dental o la diabetes están relacionadas más o menos directamente con las costumbres alimentarias vigentes en los países ricos. De ahí, la necesidad, de formar correctamente a nuestro alumnado en materia de nutrición.


...Y PARA MÁS COSAS

En el mundo hay una excitante variedad de alimentos que se pueden preparar de miles de formas distintas para hacerlos más atractivos y tentadores. Los alimentos no sirven sólo para la supervivencia: además pueden llegar a ser, para los artistas de la cocina, todo un medio de creación. También pueden generar cálidas sensaciones de tradición casera y familiar. Numerosas tradiciones nacionales y familiares se basan en la comida. Para muchas personas, las comidas especiales son una forma de agasajo.

La importancia de la comida como símbolo de hospitalidad se nota en el hecho de que prácticamente todas las culturas ofrecen alimento al huésped, a cualquier hora del día.

El tipo de comida puede variar según la ocasión, pero la comida es casi siempre un centro de interés, que sirve como medio para dar la bienvenida a todo el mundo. Los aspectos sociales de la comida se ven realzados por el hecho de que ésta atrae a todos los sentidos. Cuando los alimentos están bien preparados, su aspecto, su disposición, su forma y su color cautivan a la mayoría de las personas. A la estimulación visual se añade el persuasivo aroma de muchos alimentos cocinados.

Estas impresiones incitan a las personas a que disfruten de la plena experiencia sensorial del sabor de la comida. Esta clase de estímulos son absolutamente suficientes para incitar a la mayoría de las personas a comer, estén o no fisiológicamente hambrientas. Los sentidos nos dicen que la buena comida es una experiencia muy placentera.

¿COMER “BIEN” = COMER SANAMENTE?

Por desgracia, la búsqueda de placer a través de las experiencias alimentarias no siempre conduce a una nutrición óptima para la buena salud. Una cantidad excesiva de comida, aunque ésta sea de gran calidad, conducirá a la obesidad. Una cantidad excesiva de unos pocos alimentos, aunque el total no sea superior a las necesidades energéticas de la persona, posiblemente conducirá también a problemas de salud, debido a la falta de determinados nutrientes.

Pero, por suerte, no resulta difícil seleccionar una dieta saludable. Los principios básicos se conocen bien y están al alcance de todos los que deseen aprender cómo hay que comer para tener buena salud. El paso siguiente es muy importante: consiste en comer de acuerdo con estos principios durante toda la vida, no sólo unos días determinados. La inteligencia, el apetito y los sentidos físicos necesitan funcionar conjuntamente para establecer esos hábitos esenciales del comer. La recompensa es grande cuando los hábitos de la buena salud son la rutina normal y diaria.

Durante largo tiempo se ha visto al amante de la buena mesa como un alegre obeso, insaciable devorador de alimentos. Pero el arte del buen comer no tiene por qué contradecirse con la dietética; por muy bien equilibrado que esté un menú desde el punto de vista nutricional, difícilmente tentará el paladar si no está bien cocinado.


martes, 28 de noviembre de 2017

APRENDER A COMER BIEN

 
Los animales irracionales se alimentan guiados por el instinto. Su dieta se compone de un número de alimentos limitado, y eso les obliga a vivir en áreas o situaciones ecológicas que les permitan obtener esos alimentos. Sin embargo, se mantienen con una dieta cualitativa y cuantitativamente adecuada y, salvo en raras circunstancias, no sufren problemas nutricionales.
 
El hombre, en cambio, aunque ha sabido adaptarse a dietas sumamente variadas (es el más omnívoro de los animales) y ha podido así poblar todo el mundo y vivir en situaciones ecológicas muy diversas, no se alimenta bien por instinto, sino que debe aprender a comer. Este aprendizaje, transmitido de generación a generación en forma de tradición, reemplaza en el hombre al instinto.
 
Las prácticas y hábitos alimentarios forman así una parte importante de la cultura de los pueblos. Además de las funciones sociales y de identificación cultural que estas prácticas cumplen, transmiten conocimientos y experiencias seculares que permiten a las poblaciones adaptarse a las condiciones ecológicas de su región.


En épocas recientes, sin embargo, los rápidos cambios sociales y económicos han ejercido una fuerte influencia en las costumbres alimentarias. Esto ha ocurrido tanto en los países industrializados como en los países en vías de desarrollo, aunque no necesariamente en la misma dirección. Algunos de los cambios resultantes en las prácticas alimentarias son positivos o favorables para la salud, pero otros no lo son. En todo caso, estas influencias sociales, económicas y culturales debilitan o impiden seguir las prácticas tradicionales y obligan aún más a toda persona a saber cómo alimentarse bien.

Entre los principales factores que están modificando las prácticas alimentarias —en particular en los países industrializados— figuran los siguientes:

a) mejora en el nivel de vida de grandes sectores de la población que, unida a una abundante disponibilidad de alimentos, favorece la sobrealimentación.

b) disponibilidad, gracias a mejores sistemas de transporte y conservación, de una variedad mucho mayor de alimentos, incluyendo alimentos foráneos antes no conocidos o alimentos fuera de estación.

c) disponibilidad de una enorme variedad de alimentos procesados, muchos de los cuales son ventajosos desde el punto de vista económico o de la salud en comparación con los productos naturales, pero otros no.

d) desarrollo de los sistemas de comunicación de masas (prensa, radio, televisión) y su uso para propaganda de productos alimenticios, que pueden confundir o desorientar a los consumidores.

e) nuevas estructuras sociales, con menor influencia de la familia y de la tradición en las prácticas de comportamiento, incluyendo las de alimentación.

f) cambios de las formas de vida, con mayor tendencia al sedentarismo, que modifican las necesidades nutricionales.
 

Estos cambios, entre otros, contribuyen a explicar un interesante fenómeno: aunque en los países industrializados se ha logrado en general eliminar los problemas nutricionales asociados a la pobreza, los problemas que han aparecido o que se han agravado no son menos importantes.

En efecto, las prácticas alimentarias figuran entre las causas de los principales problemas de salud que sufren actualmente las poblaciones de los países industrializados, tales como la obesidad, la diabetes, la arterioesclerosis, la hipertensión y ciertas formas de cáncer.

Alimentarse bien es definitivamente la mejor base para una vida sana, placentera y productiva. La ciencia de la nutrición ha hecho grandes progresos en las últimas décadas, pero su aplicación a la práctica cotidiana de la gente ha sido menos espectacular que la de otras ciencias de la salud. En parte, esto se debe a que esa aplicación depende del comportamiento individual y presupone conocimientos que frecuentemente la población no posee.

Fuente: Los alimentos y la salud. OMS

  

 
 

martes, 31 de octubre de 2017

LOS TRATAMIENTOS CON HIERBAS MEDICINALES


Antes de empezar un tratamiento con hierbas medicinales hay que tener en cuenta que, en ocasiones, síntomas muy similares corresponden a dolencias distintas que pueden llevar al no profesional a confusión y autotratamiento erróneo.

En la actualidad, los medios diagnósticos son ciertamente exactos y no debemos desaprovechar la oportunidad de acudir a un especialista que nos indique cual es la enfermedad que padecemos y su estadio de evolución o gravedad. Posteriormente, seremos nosotros los que decidiremos, siempre debidamente informados tras la consulta medica, sobre la necesidad real de medicamentarse químicamente, de recurrir a la fitoterapia y medicina natural, o bien de combinar ambos métodos terapéuticos.


En segundo lugar, haremos una breve referencia a los distintos métodos de aplicación de las plantas medicinales que iremos viendo en esta web. Por vía interna el preparado más comúnmente utilizado es la infusión, y será la que sobrentenderemos cuando se mencione una hierba y no se especifique otro tipo de preparación distinta.
 
La infusión o tisana se obtiene de forma muy sencilla añadiendo a una taza de agua hirviendo una cucharada rasa de hierba seca y troceada. Se tapará el recipiente y se dejara reposar entre 10 y 15 minutos. Además, utilizaremos extractos, tónicos, aguas, vinos, etc.

Por vía externa emplearemos emplastos, compresas, cataplasmas, baños, etc.

Por ultimo, hacer mención de la necesidad de ser prudentes en todo tratamiento, adecuándose a las cantidades y frecuencias de toma descritas para cada enfermedad. Si bien es cierto que las plantas medicinales utilizadas, así como los vegetales empleados, carecen totalmente de efectos tóxicos o secundarios, siempre será conveniente atenerse a una dosificación lógica. No olvidemos que el dicho popular de "cuanto más, mejor" en fitoterapia no tiene valor ninguno y seria de ilusos intentar eliminar, por ejemplo, una gripe en 12 horas tomando tres litros de infusión de raíz de zarzaparrilla y un kilo de espinacas.


Cada dolencia requiere un tiempo de curación y la cantidad de plantas consumidas no tiene tanta trascendencia como la asiduidad y constancia en la terapia, así como la vigilancia de unas normas básicas de higiene de vida tales como el descanso físico y psíquico o la alimentación natural.

De igual manera, en los tratamientos largos que conllevan las enfermedades crónicas o semicrónicas, es conveniente descansar sin tomar las infusiones una semana al mes o bien 3 ó 4 días cada quincena. Esta es una norma que impide al organismo acostumbrarse a los principios activos de la/s planta/as y, por lo tanto, incrementa su acción terapeútica a largo plazo.




 

AGUA DEL CARMEN PARA ALEGRAR, CONFORTAR Y ALTERACIONES DIGESTIVAS

 
El agua del Carmen es una receta antigua creada por los Monjes Carmelitas Descalzos de París, en el siglo XVII.
 
Los Monjes la formularon como "remedio antihistérico" para calmar los nervios y las alteraciones emocionales, de gran eficacia para aliviar los malestares que ellos denominaban “del alma”.
 
 
Tan impresionados quedaban quienes la consumían, que sus bondades se divulgaron con gran rapidez y con el tiempo se comenzó a conocer como el agua de los Carmelitas, una receta que tenía la admirable propiedad de alegrar y confortar el corazón, debido a su aroma, sutileza y otras cualidades que forman parte del secreto que posee la mezcla de hierbas y flores frescas que la componen.

Su uso también es apropiado para las alteraciones digestivas debidas a estados nerviosos como la digestión difícil y flatulencias o falta de apetito.

Es digestiva, antiespasmódica y estimulante del sistema nervioso.


Según la antigua receta de los Carmelitas se toman:

- 700 g de flores frescas de Melisa.

- 100 g de hojas de romero frescas.

- 150 g de corteza de limón.

- 80 g de una mezcla de canela, clavo y nuez moscada hecha a partes iguales.

- 40 g de Cilantro.

- 40 de raíz de Angélica.
 
Se pone en maceración durante 4 días en 5 litros de alcohol y se deja evaporar hasta que se quedan reducidos a 4 litros y medio. 

Esta tintura se toma diluida en agua, unos 5 cc del preparado por vaso de agua (una cucharada).

 
 
 

domingo, 22 de octubre de 2017

BAYAS DE GOJI, EL SUPERALIMENTO QUE AYUDA A BAJAR EL COLESTEROL



Las bayas de goji están de moda por sus múltiples beneficios. Entran en nuestro apartado de superalimentos por que ayudan a mejorar nuestra alimentación y la salud. Las propiedades saludables de las bayas de goji incluyen una gran capacidad para fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la vista, reducir los niveles de colesterol y controlar la diabetes. De manera secundaria las bayas de goji también proporciona una mejor salud del hígado, protección cardiovascular, prevención del cáncer y protección de las células del cerebro y la piel de las radiaciones UV.

¿Qué es el Goji?

El Goji, Lycium barbarum, un arbusto o árbol originario de china pero también se cultiva en las regiones más cálidas del mundo, incluidas Australia, América del Norte, la cuenca mediterránea, Asia central, el suroeste de Asia y sureste de España. China es el mayor exportador de bayas de goji del mundo, cultiva casi la mitad de la producción mundial; Es muy utilizado en su medicina tradicional y en preparaciones alimenticias, consumiéndose estas bayas tanto en la misma China como en el Tibet, el Himalaya, Corea, Japón y Vietnam.


El Goji se divide en dos subespecies, Lycium barbarum y Lycium chinense, ambas pertenecientes a la familia Solanaceae. El nombre inglés Goji se deriva del nombre mandarín gouqi. En inglés también se conoce como wolfberry, término que se originó a partir del nombre griego de la planta Lycium, de Lycos o "lobo" en griego.

El árbol de Goji crece hasta una altura de aproximadamente 3 metros. Las bayas de goji son pequeñas, de hasta 2 cm, de color rojo oscuro o anaranjado, y de forma alargada. Estas bayas tienen un sabor entre amargo y dulce. Toda la planta, incluidas las bayas, las hojas, las raíces y la corteza de la raíz se han utilizado con fines medicinales. En la medicina tradicional, las bayas de goji se usaban para curar enfermedades del hígado, infertilidad, dolor abdominal, tos seca, fatiga y dolores de cabeza. Se consideró que era un tónico que aumentaba la longevidad.

Propiedades nutricionales de las baya de Goji

Las bayas secas contienen calorías, carbohidratos, grasas, fibra dietética, azúcar y proteínas. Los minerales y vitaminas que se encuentran en ellas incluyen sodio, potasio, calcio, hierro, zinc, selenio, vitamina C, caroteno, tiamina, riboflavina, luteína, licopeno, zeaxantina, polisacáridos, betaína y peptidoglicanos.

Beneficios para la salud

Son muchos e importantes los beneficios de las bayas de goji para la salud:

- Previene la Diabetes

La diabetes se ha convertido en una de las principales enfermedades de este tiempo en el mundo. Controlar o prevenir la diabetes es absolutamente necesario, ya que puede conducir al desarrollo de otras muchas enfermedades, como la obesidad, enfermedades cardíacas, cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades oculares. Uno de los principales beneficios para la salud del consumo de bayas de goji es que puede ayudar a controlar la diabetes. Estudios recientes sugieren que los zumos, licuados y extractos de las bayas de goji poseen considerables propiedades hipoglucémicas.


- Controla los niveles de colesterol

El colesterol es una de las principales causas para el desarrollo de las enfermedades cardíacas. Este forma estructuras parecidas a placas dentro de los vasos sanguíneos y de las arterias que obstruyen el flujo sanguíneo. Esto, a su vez, hace que el corazón bombee con mayor fuerza, lo que resulta en un debilitamiento del corazón, que puede ser seguido por un infarto o ataque cardiaco.

Para empezar, el colesterol es de dos tipos. Uno es el HDL o el colesterol lipídico de alta densidad, que es el colesterol bueno, y el otro es el LDL o el colesterol lipídico de baja densidad, que es el colesterol malo. Es el colesterol LDL (malo) que forma la placa y conduce al debilitamiento del corazón. Estudios recientes han demostrado que la ingesta de bayas de goji reduce los niveles altos de colesterol. En particular, los niveles de colesterol LDL.

- Ricas en antioxidantes.

Los antioxidantes, como su nombre indica, son una amplia gama de productos químicos que reaccionan y neutralizan la acción de los radicales libres producidos en nuestro cuerpo. Los radicales libres, pueden dañar nuestros tejidos, células, membranas celulares y ADN a lo largo del tiempo, dando como resultado el desarrollo de diversas enfermedades. La investigación ha sugerido que el consumo de goji puede ayudar a reducir las afecciones médicas relacionadas con los radicales libres. Los antioxidantes presentes en la baya de Goji también pueden ayudar a fortalecer el sistema inmune.

- Protección Cardiovascular

Los radicales libres pueden atacar el corazón, al igual que cualquier otro órgano. Aunque esto sucede después de un largo período de tiempo, es preciso tomar medidas de precaución. Las bayas de goji contiene productos químicos antioxidantes que protegen el corazón del ataque de radicales libres. Estudios recientes han notado una importante eliminación de radicales libres en el corazón con extractos de goji.

- Mantiene un cuerpo saludable.

Los beneficios para la salud de las baya goji incluyen el bienestar general y un cuerpo saludable. Su consumo estimula las funciones gastrointestinales mejorándolas y reduce el estrés y la fatiga. También mejoran las funciones neurológicas.

- Propiedades contra el cáncer.

La bayas de goji no solo se comen como alimento; los chinos también las usan para tratar el cáncer en su medicina tradicional. Investigaciones científicas sobre los extractos de las bayas revelaron varias propiedades anticancerígenas. Ha sido comprobado en células cancerosas humanas, que mostraron un control considerable sobre su crecimiento. La apoptosis, o la muerte súbita de las células, sucedió cuando se administraron extractos de goji.


- Protege las células cerebrales.

Los radicales libres pueden atacar neuronas o células cerebrales y las células cerebrales dañadas pueden desarrollar enfermedades neurodegenerativas. Estas enfermedades se pueden contrarrestar de manera efectiva consumiendo la bayas de goji. Su extracto han demostrado una actividad neuroprotectora significativa. El equipo que realizó la investigación determinó que la baya de goji posee efectos antienvejecimiento y la ha sugerido como medicina preventiva.

- Previenen el daño hepático.

El hígado es uno de los órganos más resistentes de nuestro cuerpo y puede protegerse contra los daños químicos, radicales libres y físicos. Las bayas de goji se han usado tradicionalmente en la medicina china para tratar enfermedades del hígado. Los extractos de las bayas de goji mostraron la eliminación de radicales libres y otras propiedades protectoras en términos de mantener la salud del hígado.

- Aportan protección para la piel

La radiación ultravioleta es una de las amenazas a la que todos nos enfrentamos, debido al agotamiento de la capa de ozono en varias partes del mundo. La exposición de la piel a la radiación UV puede provocar daños en la piel e incluso cáncer en casos extremos. Podemos reducir este riesgo consumiendo bayas de goji como frutas o en extracto para proteger nuestra piel del daño causado por la radiación UV y para reducir inflamaciones.

¿Es cierto que son afrodisiacas?

Durante mucho tiempo se han utilizado en la medicina tradicional china como un afrodisíaco. Estudios científicos sobre las propiedades afrodisíacas de las bayas de goji concluyeron que puede reducir el daño causado a los testículos y proporcionar protección contra el estrés oxidativo debido a la presencia de peróxido de hidrógeno en ella. Esto puede mejorar tanto la cantidad como la calidad del semen y de los espermatozoides.

Efectos secundarios y contraindicaciones de las bayas de Goji

Aunque la baya de goji posee muchos beneficios para la salud, es necesario hacer algunas advertencias acerca de sus efectos secundarios:

- Reacciones alérgicas: se sabe que las bayas de goji son alergénicas para algunas personas, causando reacciones alérgicas como angioedema facial, disnea o dificultad para respirar, urticaria, picazón en la boca u oídos, axila, erupciones cutáneas, anafilaxia, rinitis episódica y rinoconjuntivitis.

- Warfarina : las bayas de goji también pueden interactuar con las drogas y pueden causar hemorragia. La warfarina es una de las drogas que se sabe que es reactiva con las bayas de goji. La warfarina se usa como anticoagulante y las reacciones con las bayas de goji durante el tratamiento con warfarina incluyen hemorragia inducida. Los pacientes que se someten a tratamiento con warfarina, informaron epistaxis, hematomas y hemorragia rectal después de tomar zumos o extractos de goji.

- Además de warfarina, los consumidores de aspirina, heparina, ibuprofeno y naproxeno tampoco deben consumir las bayas de goji.

- Otros medicamentos: Las bayas de goji también pueden reaccionar con ciertos antibióticos, antifúngicos, antivirales, anticancerosos, antidepresivos, reductores del colesterol, medicamentos relacionados con el corazón y los vasos sanguíneos, medicamentos hormonales, inmunosupresores y medicamentos para la osteoporosis. Las personas en tratamiento con estos medicamentos no deben tomar bayas de goji, ya que pueden ocurrir reacciones.

Todas las aplicaciones médicas de las bayas de goji se deben consultar primero con su médico, para estar seguro de no tener reacciones adversas.

 

jueves, 19 de octubre de 2017

ARTROSIS: ALIMENTACIÓN Y FITOTERAPIA

 
La artrosis es una enfermedad que afecta a las articulaciones y sistema óseo en general, provocando malestar, dolor y dificultad en el movimiento. Es una afección crónica.

La artrosis suele afectar a rodillas, caderas y manos, y un tipo de artrosis muy frecuente es la llamada «artrosis psoriasica», en la que las dolencias de tipo reumático y las erupciones psoriásicas son dos síntomas aparentemente desconectados y que sin embargo revelan una misma disfunción.

La artrosis suele estar provocada por una alimentación cargada de purinas y toxinas y pobre en sustancias nutritivas.

El estreñimiento y la mala salud intestinal empeoran toda artrosis, y el consumo de derivados cárnicos se convierte en un verdadero veneno para el enfermo de artrosis.


TRATAMIENTO
 
Es imprescindible descargar el intestino de tóxicos y comenzar una terapia multivitamínica. Igualmente, el magnesio es un mineral clave para la curación definitiva de esta dolencia. La terapia con hierbas ayudara a desinflamar y minimizar las molestias de la artrosis.
 
HIERBAS MEDICINALES
 
El harpagofito (preferentemente en comprimidos o tinturas de venta en herbolarios) como tratamiento base.

El sauce y la ulmaria, a partes iguales, ofrecen un gran alivio en los accesos de dolor. Asimismo, la infusión de flores de pensamiento tiene virtudes antiinflamatorias que no deberemos despreciar. Tomar una taza diariamente al acostarse.

VEGETALES

Procuraremos consumir vegetales ricos en magnesio, como la cascarilla del cacao, las verduras de hojas verdes (también buenas fuentes de calcio orgánico), las zanahorias, etc.

Es conveniente adquirir estos vegetales en pequeños mercados o a proveedores de confianza, ya que aquellos que se compran en hipermercados y que generalmente proceden de plantaciones de grandes superficies abonadas sintéticamente, contienen solo 1/3 del magnesio que nos ofrecen las verduras cultivadas con abonos naturales en las huertas del campesino. Las naranjas, limones y fresas contienen gran cantidad de vitamina C, fundamental para la buena salud ósea.

Otras plantas beneficiosas:

- Infusión depurativa, a partes iguales, de: angélica + ortiga + cola de caballo.

- Retama.



 
 

miércoles, 18 de octubre de 2017

CREA TU BOTIQUÍN DE PLANTAS MEDICINALES


Quien más, quien menos, todos nosotros tenemos en nuestra casa un pequeño botiquín donde guardamos una caja de aspirinas, un antibiótico, alguna venda, alcohol, etc. Pues bien, cada vez mas personas que han comprobado el valor de la medicina natural y la solución real que ofrece a sus padecimientos, poseen verdaderas farmacias naturales en las alacenas o armarios de sus casas compuestas por plantas en forma de hojas secas, tónicos, extractos, etc., cada una para un trastorno o urgencia determinados.


El use de las plantas medicinales es sencillo, inocuo e incluso económico teniendo en cuenta su bajo costo en el mercado así como la posibilidad de recolectar sus propias hierbas en las salidas de fin de semana al campo, vacaciones, etc. En este ultimo caso, recomiendo proveerse de un buen manual dotado de descripciones detalladas y fotografías en color.

Confeccionar un pequeño herbolario casero para las enfermedades más comunes y casos de emergencia, es una tarea fácil y grata que puede ayudarnos en el futuro de forma inestimable, a la vez que nos evitará el riesgo de tomas excesivas y/o innecesarias de medicamentos químicos.

Aunque cada persona precise de unas plantas concretas según sus características y dolencias habituales, también es cierto que algunas hierbas y preparaciones deberían estar siempre presente en el «botiquín vegetal» individual o familiar. A continuación incluyo una breve lista de las hierbas de empleo mas frecuente y de mas amplio espectro curativo, de las que convendrá disponer siempre que sea necesario:


• AJO, EXTRACTO DE (resfriados, gripe, bronquitis, colesterolemia, hipertensión, cardiopatías).

• ANÍS (flatulencias, meteorismo, problemas vesiculares, estreñimiento).

• ÁRNICA (hematomas, contusiones).

• BOLDO (congestiones hepáticas, indigestión, trastornos de la vesícula).

• HIPÉRICO (acidez estomacal, trastornos nerviosos, depresión).

• LAVANDA (migrañas, nerviosismo, flatulencias, nauseas).

• MANZANILLA (indigestión, acidez estomacal, úlcera gastroduodenal, fermentaciones intestinales, desinfectante, calmante cutáneo y ocular).

• MELISA, AGUA DE (nerviosismo, ansiedad, insomnio, palpitaciones nerviosas).

• ROMERO (amenorreas, circulación sanguínea deficiente, reumatismo, artritis, depresión).

• SEN (estreñimiento pertinaz y rebelde).

Por supuesto, esta es solo la base de una buena y completa despensa fitoterapeútica que todos nosotros podremos incrementar y completar según nuestras propias necesidades.
 
 
 

DIFERENCIAS ENTRE FRUTAS Y VERDURAS

 
Seguro has escuchado la frase "come frutas y verduras" miles de veces pero, ¿realmente sabes cuál es la diferencia entre estos dos tipos de alimentos?

Muchos piensan que la distinción radica en que las frutas son dulces y las verduras no, en que las frutas son más jugosas que las verduras, que las frutas son las que se comen en el postre o la más común de todas, que las verduras son de color verde. Lamentamos romper tus creencias de años pero lo que las diferencia radica en un asunto bastante sencillo de carácter anatómico.


Ambas, frutas y verduras, provienen de plantas pero mientras las frutas o frutos son los "ovarios' que contienen las semillas, las verduras son tomadas de cualquier otra parte de la planta.
 
De este modo el tomate, el aguacate, el pepino, la calabaza, el pimiento, el chile y la berenjena son frutas. Las verduras se clasifican de acuerdo con la parte de la planta de la que son tomadas:

✓ Semillas: haba, frijol, soya.
✓ Raíces: zanahoria, rábano.
✓ Hojas: espinaca, col.
✓ Flores: brócoli, alcachofa.
✓ Tubérculos: papa, camote.
✓ Tallos: espárrago, puerro.
✓ Bulbos: cebolla, ajo.
✓ Pepónides: pepino, calabaza.

Así que la distinción entre unas y otras no tiene nada que ver con su color, sino con la parte de la planta a la que pertenece. Por lo que si quieres saber de una forma muy sencilla si se trata de fruta o verdura, sólo busca dónde se encuentran las semillas y lo sabrás.


¿Y las fresas? No son frutas ni verduras, son infrutescencias:

A esta altura es posible que creas que la fresa, por ejemplo, es una verdura pues tiene las semillas por fuera. En realidad no es ni fruta ni verdura. La fresa pertenece al grupo de las infrutescencias, un fruto que nace junto a otro de tal forma que en conjunto parecen una fruta completa; es el resultado de la fecundación de inflorescencias. Por tanto, aquellos puntitos amarillos que crecen alrededor de la fresa son en realidad frutos pequeños, y no semillas como se piensa. En este apartado podemos contar, además de las fresas, los higos y las piñas, que si observas detenidamente son un conjunto de frutos que crecen a partir de un cuerpo carnoso.
 

 

sábado, 14 de octubre de 2017

HIERBAS Y VEGETALES PARA DISMINUIR LAS ARRUGAS DEL ROSTRO Y EL CUERPO


A nadie le agrada cuando las arrugas aparecen en su piel porque es señal de que pasan los años, a veces demasiado rápido ya que a todos nos gusta mantener una apariencia sana y juvenil. Las arrugas no constituyen por si mismas ninguna enfermedad que deba ser tratada especialmente. Sin embargo, si pueden ser causa de preocupación e incomodidad en muchas personas, hombres y mujeres, que comienzan a traspasar la barrera de los 40 años.


La dermis, elástica y fresca cuando somos jóvenes, se vuelve progresivamente rígida y escasa en colágeno a medida que pasan los años. Este es el motivo de la aparición de las primeras arrugas a partir de los 25-30 años, cuando el proceso de crecimiento se detiene para comenzar el de envejecimiento.
 
Por otra parte, el café, el alcohol, y sobre todo el tabaco, nos recargan de tóxicos que le roban la elasticidad a nuestra epidermis. Sin embargo, todos podemos hacer algo para mejorar el aspecto de nuestro rostro y minimizar tanto la aparición como el ahondamiento de las arrugas en la piel.

TRATAMIENTO

 
Conviene adoptar todas las precauciones posibles durante el verano a fin de evitar los efectos perniciosos de una excesiva exposición a la luz solar. El sol, muy beneficioso para la salud tomado con moderación, puede causar estragos en nuestra piel si nos empeñamos en permanecer horas bajo sus rayos, máxime si no nos protegemos con una buena leche solar (de muy alta protección al menos en el rostro).


HIERBAS MEDICINALES
 
Los masajes suaves con un algodón empapado de infusión de romero son un medio excelente de activar la circulación sanguínea periférica. Al irrigarse, nuestra piel adquiere frescura y se combaten eficazmente la aparición y la profundización de las arrugas.
 
VEGETALES
 
Son muy eficaces las mascarillas diarias de pulpa de pepino y zanahoria a partes iguales (puedes utilizar la que queda en el recipiente recogedor de tu licuadora después de hacer el zumo que, por otra parte, puede beberse ya que esta cargado de vitaminas y minerales). Dejar actuar de 30 a 45 minutos.
 
Utiliza una mascarilla de germen de trigo (de gran riqueza en enzimas naturales, minerales y vitaminas del grupo B), al menos dos veces por semana.

 
Otras plantas beneficiosas
 
- Zumos de naranjas, limones y fresas (ricos en vitamina C y desintoxicantes).
 
- Infusión depurativa de cola de caballo + ortiga + Primavera + caléndula.

- Germen de trigo laminado.


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

¿QUE SON LOS SUPERALIMENTOS?

Están de moda y seguro que a estas alturas ya habrás oído hablar de los conocidos superalimentos, término que por el momento no ha sido ...

DE TODO UN POCO...

DE TODO UN POCO...
Aceite de Oliva Aceites Agua Ajo Ajo Negro Albaricoques y Albaricoquero Alcachofa y Alcachofera Alimentación Ayurvedica o La Ciencia del Bien Comer Alimentación Infantil Alimentos Peligrosos Para la Salud Alimentos Tóxicos Almendras Almidón Amaranto Aminoácidos Esenciales Antioxidantes Aromas Pigmentos y Colorantes Alimentarios Arroz Avena Ayurveda Azafrán Azúcar Azúcares Barritas Energeticas Bebidas Vegetales Berros Brotes Tiernos Café Calcio Carbohidratos Carnes y Derivados Cárnicos Cebada Celulosa Centeno Cereales en Copos Cerezas Chufa Clorofila Como Mantener un Corazón Fuerte y Saludable Complementos Nutricionales Corazón Dietas Edulcorantes El Café y su Historia El Pan y su Historia El Té y su Historia Endulzantes Ensalada con Flores Enzimas Especias Estilo de Vida Fibra Dietética Fós­foro Fructosa Frutas y Frutos Secos Galactosa Garbanzos Germen de Trigo Germinados Ghi Glucosa Grasas Grasas Insaturadas Grasas Trans Peligro Para Tu Corazón Habas Tonka Harinas Hierba Mate Hierro Higiene en la Alimentación Hinojo Hongos y Setas Horchata Huevos Importancia de las Carnes en la Dieta Importancia de los Cereales en la Dieta Importancia del Pescado en la Dieta Importancia en la Dieta de los Huevos Importancia en la Dieta de Verduras Hortalizas y Frutas Intolerancia a la lactosa Introducción a la Alimentación y Nutrición Kamut o Trigo Khorasan Lactosa Las Especias Fragantes y Saludables Leche Leche de Soja Leche y Derivados Lácteos Legumbres y Cereales Linaza Lino Los Lácteos en el Ayurveda Maca Magnesio Maíz Maltosa Mantequilla Clarificada Mijo Minerales Mohos y Levaduras Nutrientes Alimentarios Pan Panir Pectina Perder Peso con Agua de Cebada Pescados y Mariscos Plátanos Potasio Procesamiento y Cocinado de los Alimentos Productos lácteos Propiedades de los Azúcares Proteínas Queso Fresco Quinoa Remolacha Azucarera y Caña de Azúcar su Historia Requesón Sacarosa Salud Dental Semillas Sésamo o Ajonjolí Soja Superalimentos Tofu Trigo Veganos:Como Sustituir los Huevos Vegetarianos Verde de Cebada Verduras y Hortalizas Vitamina B12 vitamina C Vitamina E Vitaminas Zumoterapia