Entrada destacada

LOS ZUMOS, SU CONTENIDO EN VITAMINAS Y SU PODER DE HIDRATACIÓN


El agua es un nutriente en los grupos de alimentos: cereales, carnes, productos lácteos, frutas y verduras. Los principales nutrientes como los carbohidratos, las proteínas, las vitaminas hidrosolubles y los minerales son hidrofílicos. La mayoría de los carbohidratos y proteínas en los alimentos son plastificados por el agua. 

Una parte de los componentes lipídicos son hidrofílicos, mientras que otra parte de los componentes lipídicos y proteicos son hidrofóbicos y experimentan un efecto hidrofílico en un ambiente acuoso. Estas interacciones cambian las propiedades del agua.

La digestibilidad de los zumos, así como la eficacia en la absorción de los azúcares que contienen, depende además de la proporción existente entre estos últimos. Así, la fructosa se absorbe mejor si es equimolar respecto a la glucosa. Por ejemplo, zumos como el de naranja y el de uva poseen un buen equilibrio glucosa/fructosa, mientras que zumos como el de pera o el de manzana tienen bastante más fructosa que glucosa, dificultando este hecho la absorción de la fructosa. 

En personas sin problemas especiales y considerando cantidades normales o prudentes de zumo, no es muy probable que estos hechos ocasionen dificultades, pero un abuso neto del consumo de los zumos menos equilibrados pudiera favorecer la no absorción de parte de la fructosa, que llegaría al colon produciendo, por acción de la flora, gases y flatulencia. 

Los zumos suponen claramente un aporte muy importante de algunas vitaminas, tanto es así que ya a principios del siglo XVII los navegantes y médicos españoles recomendaban zumo o frutas frescas para curar el escorbuto, producido por la carencia prolongada de vitamina C, durante las grandes navegaciones (Viaje de exploración a la costa oeste de California. Fray Juan de Torquemada. Publicado en 1615). 

Existen serios indicios de que los españoles aprendieron este remedio de los indios en América. En este sentido España se adelantó a otros países europeos, pues el “descubrimiento” de que el zumo o la fruta curaba el escorbuto, atribuido generalmente al cirujano de la marina inglesa James Lind (1716-1794), no tuvo lugar hasta bien entrado el siglo XVIII. 

En el contenido vitamínico de los zumos destacan la vitamina C y los carotenos, precursores de la vitamina A, en cantidades variables según la fruta de procedencia. Resaltan por su gran contenido en vitamina C zumos como el de naranja, limón, pomelo, lima, fresa, frambuesa, mango, papaya, guayaba, etc. 

Por su contenido en protovitamina A hay que citar los zumos de mango, albaricoque y melón. 

En cuanto al aporte de minerales, los zumos en general suponen un aporte de bajo a limitado de sodio y calcio y, sin embargo, una importante fuente de potasio, con una media de 140 mg por 100 ml, y superando en zumos como el de melocotón los 200 mg por 100 ml. 

Los zumos, como las frutas, no sólo son alimentos de valor por su aporte vitamínico, sino que también contienen sustancias antioxidantes cuyo efecto preventivo es frecuente objeto de estudio en la investigación actual. 

Así, podemos encontrar licopeno no sólo en el tomate, sino también en la sandía y en ciertos tipos de pomelo; antocianidas en los multifrutas que contengan moras, frambuesas o arándano, flavononas en los cítricos y flavonoles en la uva, la manzana o el tomate

Los zumos como bebidas hidratantes 

Como es de esperar, los zumos contienen una elevada proporción de agua que según los tipos oscila aproximadamente entre un 80 y un 95%. Por lo tanto, si analizamos en primer lugar su contribución al mantenimiento del equilibrio hídrico del organismo, ésta es evidente. 

Por otra parte, la presencia de sales como el potasio también supone un importante aporte para mantenimiento de los niveles de uno de los principales electrólitos. Sin embargo, siempre que hablamos de hidratación hemos de distinguir claramente entre los alimentos y bebidas que contribuyen a mantener el cuerpo hidratado y las bebidas especialmente indicadas para una rápida y eficaz rehidratación después de notables pérdidas de agua y electrólitos (deporte, actividad física intensa, temperaturas elevadas, etc.). Así, el consumo frecuente de zumos ayudará eficazmente al mantenimiento de agua y potasio en circunstancias normales, pero los zumos no son las bebidas ideales para una rápida y eficaz rehidratación tras pérdidas notables, especialmente si se trata de zumos con azúcar añadido. 

Mucho se ha analizado y debatido el aporte ideal de hidratos de carbono en una bebida de rehidratación, pero en general hay consenso en la opinión de que dicha concentración no debe superar un máximo de 8%. En efecto, superando esta cifra se produce un rápido crecimiento del tiempo necesario para el vaciado gástrico, retrasándose la hidratación. 

La mayoría de los zumos sin azúcar añadida superan esta concentración; por ejemplo, como media el zumo de naranja ronda el 10%, el de melocotón alcanza el 12% y el de uva puede superar el 17%. 

Una posible solución para hacer que un zumo hidrate más rápidamente es diluirlo con agua, de modo que la concentración de hidratos de carbono disminuya, pero esto lógicamente disminuirá su sapidez y aroma, siendo más adecuadas las bebidas isotónicas diseñadas para tal fin. 

Tampoco la concentración de sodio, baja en la mayoría de los zumos, los hace ideales para la reposición de este electrolito. Por supuesto este punto sólo será de importancia cuando consideremos una rápida reposición del sodio tras fuertes pérdidas, pues en circunstancias de la vida cotidiana las necesidades de sodio las tenemos más que cubiertas por nuestro abundante consumo de sal. En resumen, los zumos, sin ser bebidas ideales para la rehidratación, sí pueden jugar un papel muy importante en el mantenimiento de la hidratación y pueden ser recomendables con este fin en situaciones donde el incremento de las necesidades hídricas haga tedioso ingerir cantidades frecuentes e importantes de agua (verano, etc.), siempre y cuando se tenga en cuenta el consumo global de azúcar en la dieta. 

Como añadido, si bien hemos expresado que los zumos no han de ser sustitutos de la fruta completa, no cabe duda de que serán de notable utilidad nutricional en personas que, como los niños, son muchas veces remisos a consumir las suficientes piezas de fruta, o tienen una ingestión baja de ensaladas en crudo o vegetales cocinados (recuérdese la salvedad del bajo contenido en fibra). 

Referencias normativas 

Los zumos están sometidos a una normativa específica, el Real Decreto 1050/2003, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria de zumos de frutas y otros productos similares destinados a la alimentación humana. Como es lógico están también sujetos a la legislación general alimentaria y a la relativa a etiquetado.



Comentarios

PINCHA AQUÍ PARA VER LOS ENLACES A TODAS LAS ENTRADAS DE LA WEB

Agua Agua de Coco Agua del Carmen Ajo Ajo Negro Albaricoques y Albaricoquero Alcachofa y Alcachofera Alcachofas Alérgias Alergias Alimentarias Algas Alimentación Alimentación Ayurvédica Alimentación Ayurvedica o La Ciencia del Bien Comer Alimentación Infantil Alimentación Infantil de Calidad Alimentos Peligrosos Alimentos Peligrosos Para la Salud Alimentos Perjudiciales para la Salud Alimentos Tóxicos Almendras Almíbar Almidón Amaranto Aminoácidos Esenciales Anisakis antiinflamatorios Antioxidantes Apio Aprender a Comer Bien Aromas Pigmentos y Colorantes Alimentarios Aromatizantes Arroz Aumentando las Defensas Ante la Llegada del Invierno Autohipnosis Avena Ayurveda Azafrán Azúcar Azúcar Moreno Azúcares Barritas Energeticas Bayas de Goji Bebés Lactantes Bebidas Bebidas Energéticas Bebidas Naturales para Fiestas Bebidas Vegetales Berros Bicarbonato de Sodio Bizcochos Brócoli Brotes Tiernos Café Calcio Calostro Caminar correctamente y con elegancia Canela Carbohidratos Cardo Mariano Carnes y Derivados Cárnicos Cebada Cebolla Celulosa Celulosas Centeno Cereales Cereales en Copos Cerezas Chile en polvo Chirivía Chocolate Chufa Cítricos Clavos Clorofila Col Col Rizada Coles de Bruselas Colesterol Comida Árabe Comida China Comida India Comida Mexicana Comida Oriental Como Cocinar las Patatas Como Mantener un Corazón Fuerte y Saludable Como se Elabora una Dieta Sana Complementos Nutricionales Consecuencias de Comer Poco o en Exceso Consejos de alimentación Infantil Consejos de la OMS Consejos Para Dormir Bien Consejos para una Alimentación Sana Consejos Para Vivir Mejor Conservación de Alimentos Conservas y Mermeladas Contaminantes Químicos en los Alimentos Contraindicaciones de la plantas medicinales Corazón Crea Tu Botiquín de Plantas Medicinales Cúrcuma De todo un poco Dieta Paleolítica Dieta para la Artosis Dieta para las Disminuir Arrugas Dietas Dietas Para Adelgazar Diferencia Entre Frutas y Verduras Dolor de Cuello Causas y Prevención dosificación de las plantas medicinales Ecología Educación y buenas maneras Edulcorantes El Café y su Historia El Consumo de Pescado Saludable y Sostenible El Pan y su Historia El Plátano y sus muchísimas Propiedades El Té y su Historia Eleuterococo Endulzantes Ensalada con Flores Entremeses Enzimas Equinácea Especial Navidad Especias Espelta Espinacas Estado de Ánimo Estilo de Vida Exceso de Peso y Obesidad Fatorexia Fibra Fibra Dietética Fibromialgia Flavonoides Fós­foro Frituras Fructosa Frutas Frutas y Frutos Secos Galactosa Garbanzos Germen de Trigo Germinados Ghi Ginkgo Biloba Ginseng Glucosa Glutamato Monosódico GMS Grasas Grasas Insaturadas Grasas Poliinsaturadas Grasas Trans Peligro Para Tu Corazón Grupos de alimentos Habas Tonka Harinas Helados y Granizados Naturales Hidratos de Carbono Hierba de San Juan Hierba Mate Hierbas y Plantas Medicinales Higiene en la Alimentación Hinojo Hipérico Hipnoterapia Historia del Chocolate y sus Beneficios y Técnicas Hongos y Setas Horchata Hortalizas y Verduras Hospitales Huevos Importancia de las Carnes en la Dieta Importancia de los Cereales en la Dieta Importancia del Pescado en la Dieta Importancia en la Dieta de los Huevos Importancia en la Dieta de Verduras Hortalizas y Frutas Impotencia Infecciones Alimentarias Ingredientes Comida China Intolerancia a la lactosa Intoxicaciones Introducción a la Alimentación y Nutrición Jenjibre Judías Verdes Kamut o Trigo Khorasan Kiwi Lactancia materna Lactosa Las Especias Fragantes y Saludables Las Grasas: Fuentes propiedades y Efectos en la Salud Las Patatas y sus Variedades Las Sanísimas Verduras y Hortaliza de temporada Leche Leche de almendras Leche de Soja Leche y Derivados Lácteos Leche y papillas Lechuga Legumbres Legumbres y Cereales Lentejas Lesiones Lima Limones Limpieza Preparación y Maneras de Cocinar el Pescado Linaza Lino Lisina Los Lácteos en el Ayurveda Los Pescados que más Consumimos Maca Magnesio Maíz Maltosa Mandarinas Mango Mantequilla Clarificada Manzanas Masas de cocina Melón Merengues Metabolismo Miel Mijo Minerales Mohos y Levaduras Naranjas Nitrógeno Noticias Nutrientes Alimentarios Nutrientes esenciales Nutrientes esencialesAlimentarios Osteoartrosis Palma Enana Americana Pan Pan Casero Panir Papillas para Bebés Papillas y Purés para bebés Para Aumentar la Resistencia Para Bajar la Fiebre Para Calmar la Tos Para Deportistas Para Desinfectar Para Dolores de Oido Para el Acné Para el Corazón Para el Estómago Para el Estreñimiento Para el Hígado Para el Reuma Para el Síndrome Premenstrual Para el Sistema Circulatorio Para Eliminar el Mal Aliento Para Eliminar Gases Para Eliminar Toxinas Para Esfuerzos Intelectuales Para Estimular Para Estimular la Leche Materna Para Estimular la Sexualidad Para Gripes y Resfriados Para Hidratar Para Incrementar las Defensas Para la Anemia Para la Artritis Para la Artrosis Para la Depresión y la Ansiedad Para la Diabetes Para la Gota Para la Piel Para la Presión Arterial Para la Próstata Para las Hemorroides Para las Infecciones Para los Cartílagos Para los Huesos Para Mejorar la Memoria Para Potenciar la Líbido Para Prevención del Cáncer Para Reducir el Colesterol Para Regula Arritmias Para Salud Cardiovascular Para Sedar Para Superar la Debilidad Patatas Patatas Valor Nutritivo y Trucos y Consejos Para Cocinarlas Pectina Pedir por favor y dar las gracias Pepino Peras Perder Peso con Agua de Cebada Perejil Pescados y Mariscos Pimientos Piña Plaguicidas y Pesticidas Plantas Plátanos Pomelos Postres y Dulces Potasio Preparación de las plantas medicinales Procesamiento y Cocinado de los Alimentos Productos lácteos Propiedades de los Azúcares Proteínas Proteínas y Aminoácidos en la alimentación y la Salud Psiquiatría Nutricional Puerro Queso Fresco Quinoa Raíces Tubérculos y Bulbos Rebozados Receta Para Hacer Ghi o Mantequilla Clarificada Receta Para Hacer Panir Receta Para Hacer Queso Fresco Recetario Para Preparar Comidas Sanas Recetas Recetas con Ajo recetas con Arroz Recetas con Cebada Recetas con Cerezas Recetas con Flores Comestibles Recetas con Garbanzos Recetas con Trigo Kamut - Khorasan Recetas para Hacer Dahi (Yogur) Recetas para Hacer Ensaladas Recetas Para Hacer Germinados Recetas para Hacer Tofu Recetas para Hacer Yogur Recuperar la Energia Vital de los Alimentos Refrescos Light Remolacha Remolacha Azucarera y Caña de Azúcar su Historia Remolachas Requesón Rhodiola Sacarosa Sal Salazones Salsas Salud Salud Anímica y Mental Salud de la Columna Vertebral Salud de las Cervicales Salud Dental Salud Estomacal Salud mental Sandía Selenio Semillas Sentarse correctamente Sésamo o Ajonjolí Sodio Soja Sopas Stevia Superalimentos Té Matcha Tinnitus Tofu Tomates Trastornos Alimentarios Tratamientos con Frutas y Verduras Tratamientos con Plantas Medicinales Trigo Trucos y Consejos Usos del Bicarbonato de Sodio Utensilios de cocina Uvas Veganos:Como Sustituir los Huevos Vegetarianos Verde de Cebada Verduras y Hortalizas Vinos Vista Vitamina B12 vitamina C Vitamina D Vitamina E Vitaminas Zanahorias Zumo de Centeno Zumo de Trigo Zumos Industriales. Zumos y Batidos Zumoterapia
Mostrar más

ALIMENTACIÓN INFANTIL (Pincha en la imagen)

EDUCACIÓN Y BUENAS MANERAS (Pincha en la imagen)