Entrada destacada

EL CARDO MARIANO, EFICAZ EN LAS ENFERMEDADES DEL HÍGADO


Desde hace 2.000 años, las semillas, los frutos, y las hojas del cardo mariano (Silybum marianum) vienen siendo usados para propósitos medicinales. El escritor romano, Plinio “el Viejo”, quien vivió del 23 al 79 a.C., mencionó en sus escritos que el zumo del cardo mariano mezclado con miel “podía llevarse el mal genio”. 

En Europa, esta hierba fue usada, ampliamente, a inicios del siglo veinte para tratar enfermedades leves del hígado y la lactancia insuficiente. Los ingredientes activos de esta hierba parecen ser cuatro sustancias conocidas colectivamente como silymarin, de las cuales la más potente es la silibin. Esta última, inyectada intravenosamente, es uno de los pocos antídotos conocidos contra el envenenamiento causado por el hongo mortal, Amanita phalloides.

El silymarin es un poderoso antioxidante. En efecto, estamos constantemente expuestos a diversas toxinas, tales como el humo del cigarro, el monóxido de los autos, los pesticidas, y otros químicos en el aire, la comida, y el agua. Dichas toxinas se agregan a las que nuestro propio cuerpo genera como producto de nuestro metabolismo. Todas estas toxinas producen radicales libres que dañan nuestras células. No obstante, estas pueden ser neutralizadas por un tipo de sustancias llamadas antioxidantes. Precisamente, la silymarin potencia la acción de dos de los mayores antioxidantes generados por el organismo, el glutatión y el superóxido dismutasa (SOD). Asimismo, el cardo mariano protege al hígado del daño causado por los radicales libres actuando como un antioxidante. 

Por otro lado, los resultados obtenidos en diversos estudios con animales, sugieren que el extracto de esta hierba puede ser usado como un antídoto muy eficaz contra distintos tipos de envenenamiento, como el causado por el tolueno, un solvente común, o la acetaminofén, el principal ingrediente del tylenol.

En Europa, los médicos, a menudo, prescriben el cardo mariano para que actúe como una protección adicional para aquellos pacientes que se ven obligados a tomar medicación que podría causarles problemas con el hígado. Es normal recomendarla a aquellas personas que están siguiendo un tratamiento con antidepresivos, por ejemplo, puesto que estos son metabolizados (deshechos) en el hígado. Cabe señalar que esta planta también puede proteger al organismo contra la exposición tóxica.

EL CARDO MARIANO
Y LAS DOLENCIAS HEPÁTICAS

El silymarin, el mayor constituyente de las semillas del cardo mariano, se emplean para tratar las dolencias hepáticas. Este componente protege a las células contra las toxinas y estimula el crecimiento de nuevas células en el hígado. Basados en la extensa tradición popular que emplea el cardo mariano cuando se presentan casos de ictericia, investigadores médicos europeos han llevado a cabo serios estudios sobre los efectos medicinales de esta hierba. 

Así tenemos que se usa, ampliamente, para curar la hepatitis alcohólica, enfermedad grasa no alcohólica del hígado, la cirrosis, el envenenamiento hepático, y la hepatitis viral. 

El cardo mariano es una de las pocas hierbas que no posee un equivalente en el mundo de las medicinas. Solamente existen otras dos sustancias naturales, el ácido alfa-lipoico y el N-acetilcisteina que poseen efectos similares.

El tratamiento con esta planta, generalmente, alivia los síntomas comunes derivados de una dolencia hepática crónica, tales como las náuseas, debilidad, pérdida de apetito, fatiga, y dolor. Los niveles de la sangre en las enzimas del hígado, que se mantienen elevados en las enfermedades hepáticas o si se ha producido un daño, frecuentemente disminuyen.

EL CARDO MARIANO Y LA CIRROSIS

El consumo de alcohol y el alcoholismo generan graves repercusiones en el hígado, ya que este órgano es la fábrica química del cuerpo. Es aquí donde el alcohol es transformado en sus metabolitos. La silymarin es bastante útil para preservar la salud del hígado, aunque los estudios muestran que la abstinencia es el mejor tratamiento. 

No obstante, mediante un estudio médico se observó a 106 soldados finlandeses que padecían dolencias hepáticas alcohólicas moderadas. El grupo que fue tratado con el cardo mariano mostró mejoras significativas en la actividad que desarrolla el hígado, la misma que fue medida a través de tests sanguíneos y de una biopsia (en una biopsia, una pequeña parte del tejido hepático se examina bajo un microscopio). Otros estudios importantes han reportado resultados parecidos, sin embargo los investigadores insisten en que la abstinencia sigue siendo el mejor de los tratamientos.

Asimismo, dos largos estudios controlados diferentes demostraron cómo esta hierba prolongaba la vida de los pacientes con cirrosis. En uno de estos estudios, 170 pacientes recibieron cardo mariano o un placebo y fueron observados durante un periodo de tres a seis años. Después de cuatro años, el 58% del grupo que recibió la planta sobrevivió, mientras que solo el 38% de los que recibieron el placebo lo hizo. Asimismo, estudios doblemente ocultos con pacientes que sufren hepatitis viral crónica, han comprobado que el cardo mariano puede lograr marcadas mejorías y alivio de los síntomas que acompañan esta enfermedad, como la fatiga, la reducción de apetito, las molestias abdominales, así como en los niveles de las enzimas hepáticas.

EL CARDO MARIANO Y LA HEPATITIS

La hepatitis genera una seria inflamación del hígado y se ha convertido en un problema de la salud, cada vez mayor, en el mundo entero. Los tipos más comunes del virus de la hepatitis son el A, B, y C, de los cuales el A es el más serio. Actualmente, la hepatitis B aflige a más de un millón de personas y la hepatitis C ha alcanzado proporciones epidémicas, infectando, solamente en los Estados Unidos, a 4 millones de personas, esto es cuatro veces más el número de personas infectadas con SIDA. 

La hepatitis C es la responsable de, más o menos, 10 mil muertes cada año, y se espera que este ratio se triplique al final de la década. Esta clase de hepatitis también representa la causa más común de las dolencias crónicas que afectan al hígado, como la cirrosis, y además es la causa principal del cáncer de hígado.

El interferón (INF) y el ribavarin constituyen el actual tratamiento estándar para combatir la hepatitis C, no obstante, solo resultan efectivos para menos del 30% de todos los pacientes, después de un año de tratamiento. 

Además, de aquellos que sí se benefician con el uso del primero, más del 70% sufre una recaída a los pocos meses del tratamiento. En total, solo alrededor de un 10 a 15% de los pacientes que padecen este tipo de hepatitis disfrutan de una recuperación sostenida de, por lo menos, seis meses, luego de culminado el tratamiento con este medicamento. El porcentaje es ligeramente más elevado en aquello pacientes que se trataron con pegylated interferón (interferón de liberación temporal).

Mientras que los tratamientos convencionales no resultan muy exitosos para combatir la hepatitis, el silymain, especialmente cuando es combinado con otros nutrientes beneficiosos, se convierte en una excelente alternativa. En casos conocidos debo citar a un hombre de cincuenta años con enzimas hepáticas elevadas debido a un viejo cuadro de hepatitis, respondió bastante bien al tratamiento con cardo mariano. Sus elevados niveles de enzimas se regularizaron después de ocho semanas, y sus síntomas de depresión, fatiga, y náuseas desaparecieron también.

DOSIS RECOMENDADA

La dosis estándar de cardo mariano es de 200 mg de dos a tres veces diarias, de un extracto estandarizado que contiene un 70% de complejo silymarin. Existe evidencia que señala que el silymarin unido a un nutriente llamado fosfatidilo “fosfatidilcolina”, se absorbe mejor. Este suplemento combinado debe tomarse en una dosis de 100 a 200 mg dos veces al día. No obstante, cabe recordar que la supervisión médica es indispensable en todos los casos de dolencias hepáticas, dado que constituyen enfermedades muy graves.

SEGURIDAD Y PRECAUCIONES

El cardo mariano y su extracto de silymarin son, básicamente, no tóxicos y causan solo los efectos secundarios más leves en una pequeña minoría de pacientes. Un estudio que envolvió a 2.637 pacientes mostró una baja incidencia de efectos adversos, limitándose primordialmente a un moderado dolor gastrointestinal. El uso de esta hierba es totalmente seguro para las mujeres embarazadas y para aquellas que están dando de lactar, tanto así que investigadores médicos reputados han incluido a mujeres con embarazo en sus estudios con silymarin.


Comentarios

PINCHA AQUÍ PARA VER LOS ENLACES A TODAS LAS ENTRADAS DE LA WEB

Agua Agua de Coco Agua del Carmen Ajo Ajo Negro Albaricoques y Albaricoquero Alcachofa y Alcachofera Alcachofas Alérgias Alergias Alimentarias Algas Alimentación Alimentación Ayurvédica Alimentación Ayurvedica o La Ciencia del Bien Comer Alimentación Infantil Alimentación Infantil de Calidad Alimentos Peligrosos Alimentos Peligrosos Para la Salud Alimentos Perjudiciales para la Salud Alimentos Tóxicos Almendras Almíbar Almidón Amaranto Aminoácidos Esenciales Anisakis antiinflamatorios Antioxidantes Apio Aprender a Comer Bien Aromas Pigmentos y Colorantes Alimentarios Aromatizantes Arroz Aumentando las Defensas Ante la Llegada del Invierno Autohipnosis Avena Ayurveda Azafrán Azúcar Azúcar Moreno Azúcares Barritas Energeticas Bayas de Goji Bebés Lactantes Bebidas Bebidas Energéticas Bebidas Naturales para Fiestas Bebidas Vegetales Berros Bicarbonato de Sodio Bizcochos Brócoli Brotes Tiernos Café Calcio Calostro Caminar correctamente y con elegancia Canela Carbohidratos Cardo Mariano Carnes y Derivados Cárnicos Cebada Cebolla Celulosa Celulosas Centeno Cereales Cereales en Copos Cerezas Chile en polvo Chirivía Chocolate Chufa Cítricos Clavos Clorofila Col Col Rizada Coles de Bruselas Colesterol Comida Árabe Comida China Comida India Comida Mexicana Comida Oriental Como Cocinar las Patatas Como Mantener un Corazón Fuerte y Saludable Como se Elabora una Dieta Sana Complementos Nutricionales Consecuencias de Comer Poco o en Exceso Consejos de alimentación Infantil Consejos de la OMS Consejos Para Dormir Bien Consejos para una Alimentación Sana Consejos Para Vivir Mejor Conservación de Alimentos Conservas y Mermeladas Contaminantes Químicos en los Alimentos Contraindicaciones de la plantas medicinales Corazón Crea Tu Botiquín de Plantas Medicinales Cúrcuma De todo un poco Dieta Paleolítica Dieta para la Artosis Dieta para las Disminuir Arrugas Dietas Dietas Para Adelgazar Diferencia Entre Frutas y Verduras Dolor de Cuello Causas y Prevención dosificación de las plantas medicinales Ecología Educación y buenas maneras Edulcorantes El Café y su Historia El Consumo de Pescado Saludable y Sostenible El Pan y su Historia El Plátano y sus muchísimas Propiedades El Té y su Historia Eleuterococo Endulzantes Ensalada con Flores Entremeses Enzimas Equinácea Especial Navidad Especias Espelta Espinacas Estado de Ánimo Estilo de Vida Exceso de Peso y Obesidad Fatorexia Fibra Fibra Dietética Fibromialgia Flavonoides Fós­foro Frituras Fructosa Frutas Frutas y Frutos Secos Galactosa Garbanzos Germen de Trigo Germinados Ghi Ginkgo Biloba Ginseng Glucosa Glutamato Monosódico GMS Grasas Grasas Insaturadas Grasas Poliinsaturadas Grasas Trans Peligro Para Tu Corazón Grupos de alimentos Habas Tonka Harinas Helados y Granizados Naturales Hidratos de Carbono Hierba de San Juan Hierba Mate Hierbas y Plantas Medicinales Higiene en la Alimentación Hinojo Hipérico Hipnoterapia Historia del Chocolate y sus Beneficios y Técnicas Hongos y Setas Horchata Hortalizas y Verduras Hospitales Huevos Importancia de las Carnes en la Dieta Importancia de los Cereales en la Dieta Importancia del Pescado en la Dieta Importancia en la Dieta de los Huevos Importancia en la Dieta de Verduras Hortalizas y Frutas Impotencia Infecciones Alimentarias Ingredientes Comida China Intolerancia a la lactosa Intoxicaciones Introducción a la Alimentación y Nutrición Jenjibre Judías Verdes Kamut o Trigo Khorasan Kiwi Lactancia materna Lactosa Las Especias Fragantes y Saludables Las Grasas: Fuentes propiedades y Efectos en la Salud Las Patatas y sus Variedades Las Sanísimas Verduras y Hortaliza de temporada Leche Leche de almendras Leche de Soja Leche y Derivados Lácteos Leche y papillas Lechuga Legumbres Legumbres y Cereales Lentejas Lesiones Lima Limones Limpieza Preparación y Maneras de Cocinar el Pescado Linaza Lino Lisina Los Lácteos en el Ayurveda Los Pescados que más Consumimos Maca Magnesio Maíz Maltosa Mandarinas Mango Mantequilla Clarificada Manzanas Masas de cocina Melón Merengues Metabolismo Miel Mijo Minerales Mohos y Levaduras Naranjas Nitrógeno Noticias Nutrientes Alimentarios Nutrientes esenciales Nutrientes esencialesAlimentarios Osteoartrosis Palma Enana Americana Pan Pan Casero Panir Papillas para Bebés Papillas y Purés para bebés Para Aumentar la Resistencia Para Bajar la Fiebre Para Calmar la Tos Para Deportistas Para Desinfectar Para Dolores de Oido Para el Acné Para el Corazón Para el Estómago Para el Estreñimiento Para el Hígado Para el Reuma Para el Síndrome Premenstrual Para el Sistema Circulatorio Para Eliminar el Mal Aliento Para Eliminar Gases Para Eliminar Toxinas Para Esfuerzos Intelectuales Para Estimular Para Estimular la Leche Materna Para Estimular la Sexualidad Para Gripes y Resfriados Para Hidratar Para Incrementar las Defensas Para la Anemia Para la Artritis Para la Artrosis Para la Depresión y la Ansiedad Para la Diabetes Para la Gota Para la Piel Para la Presión Arterial Para la Próstata Para las Hemorroides Para las Infecciones Para los Cartílagos Para los Huesos Para Mejorar la Memoria Para Potenciar la Líbido Para Prevención del Cáncer Para Reducir el Colesterol Para Regula Arritmias Para Salud Cardiovascular Para Sedar Para Superar la Debilidad Patatas Patatas Valor Nutritivo y Trucos y Consejos Para Cocinarlas Pectina Pedir por favor y dar las gracias Pepino Peras Perder Peso con Agua de Cebada Perejil Pescados y Mariscos Pimientos Piña Plaguicidas y Pesticidas Plantas Plátanos Pomelos Postres y Dulces Potasio Preparación de las plantas medicinales Procesamiento y Cocinado de los Alimentos Productos lácteos Propiedades de los Azúcares Proteínas Proteínas y Aminoácidos en la alimentación y la Salud Psiquiatría Nutricional Puerro Queso Fresco Quinoa Raíces Tubérculos y Bulbos Rebozados Receta Para Hacer Ghi o Mantequilla Clarificada Receta Para Hacer Panir Receta Para Hacer Queso Fresco Recetario Para Preparar Comidas Sanas Recetas Recetas con Ajo recetas con Arroz Recetas con Cebada Recetas con Cerezas Recetas con Flores Comestibles Recetas con Garbanzos Recetas con Trigo Kamut - Khorasan Recetas para Hacer Dahi (Yogur) Recetas para Hacer Ensaladas Recetas Para Hacer Germinados Recetas para Hacer Tofu Recetas para Hacer Yogur Recuperar la Energia Vital de los Alimentos Refrescos Light Remolacha Remolacha Azucarera y Caña de Azúcar su Historia Remolachas Requesón Rhodiola Sacarosa Sal Salazones Salsas Salud Salud Anímica y Mental Salud de la Columna Vertebral Salud de las Cervicales Salud Dental Salud Estomacal Salud mental Sandía Selenio Semillas Sentarse correctamente Sésamo o Ajonjolí Sodio Soja Sopas Stevia Superalimentos Té Matcha Tinnitus Tofu Tomates Trastornos Alimentarios Tratamientos con Frutas y Verduras Tratamientos con Plantas Medicinales Trigo Trucos y Consejos Usos del Bicarbonato de Sodio Utensilios de cocina Uvas Veganos:Como Sustituir los Huevos Vegetarianos Verde de Cebada Verduras y Hortalizas Vinos Vista Vitamina B12 vitamina C Vitamina D Vitamina E Vitaminas Zanahorias Zumo de Centeno Zumo de Trigo Zumos Industriales. Zumos y Batidos Zumoterapia
Mostrar más

ALIMENTACIÓN INFANTIL (Pincha en la imagen)

EDUCACIÓN Y BUENAS MANERAS (Pincha en la imagen)