Entrada destacada

LA ENERGÍA DE LOS ALIMENTOS


Aunque la cantidad de alimentos que ingerirnos está determinada en cierto modo por las costumbres sociales, por los hábitos personales y familiares, por las preferencias y el placer de comer, es el apetito quien normalmente controla nuestra ingestión de alimentos.

A su vez, el apetito es decir, las ganas de comer, viene determinado por nuestras necesidades energéticas. El hambre y la sed son impulsos instintivos básicos. Sin embargo, carecemos de un instinto que nos permita seleccionar alimentos nutritivos o determinados nutrientes. Podemos satisfacer nuestra hambre con casi cualquier alimento, pero somos incapaces de distinguir instintivamente entre alimentos ricos y alimentos pobres, en cuanto a poder nutritivo se refiere. Tenemos que aprender a hacer esto sabiendo reconocer tos distintos alimentos y estudiando su valor nutritivo.

Cómo medir la energía

La cantidad de energía que precisamos en nuestra actividad diaria puede medirse en forma de calor producido por el cuerpo. Esto se realiza de modo experimental: se coloca al sujeto del experimento en una habitación aislada térmicamente (llamada calorímetro) y se mide el calor que produce. Ésta es la razón por la cual los valores energéticos de los alimentos y las necesidades energéticas del organismo se expresan en calorías (con frecuencia se habla de calorías impropiamente, refiriéndose no a las calorías propiamente dichas sino a las kilocalorías, es decir a 1,000 calorías.

NUTRIENTES Y ALIMENTOS

La kilocaloría es una unidad de calor. 1 kcal es la cantidad de calor necesario para elevar la temperatura de 1 kg de agua destilada desde 15 °C hasta 16. Las unidades de medición de calor son adecuadas y se han venido usando durante muchos años, pero es más correcto expresar el contenido energético de los alimentos y la energía necesaria para nuestra actividad en otras unidades de energía. La unidad empleada actualmente es el julio (un julio es la cantidad de trabajo que una fuerza de un newton realiza al desplazarse a lo largo de un metro: es decir, es la cantidad de trabajo realizada por una fuerza que mueve 1 kg con una aceleración de 1m/seg2 a lo largo de 1 m); para los alimentos se suelen emplear el kilojulio o mil julios (ki) y el megajulio o un millón de julios (K} .

¿Cuánta energía gastamos?

Todo el calor producido por el cuerpo es el resultado de la oxidación (o «combustión» controlada) de los alimentos. Así pues, la producción de calor o el empleo de energía se pueden calcular indirectamente a partir del consumo del oxígeno o de la producción de dióxido de carbono. Esto significa que, si colocamos a un individuo un respirómetro para recoger el aire exhalado, podemos medir el gasto de energía en actividades como andar o trabajar activamente, cosa que no se puede hacer dentro del calorímetro. Si una persona no gana ni pierde peso, la energía que obtiene de los alimentos debe ser la misma que la energía que gasta. Esto significa que otro método alternativo de medir la energía empleada es medir la energía proporcionada por los alimentos que se comen.

Energía en los alimentos

Los hidratos de carbono (almidones y azúcares) suministran 4 kcal (es decir, 16,7M) por gramo, y las proteínas proporcionan la misma cantidad. Las grasas son una fuente de energía mucho más concentrada proporcionan 9 kcal (es decir, 37,7 U) por gramo.

Teniendo en cuenta esto, se puede calcular la energía disponible en los alimentos a partir del análisis químico de las grasas, de los hidratos de carbono y de las proteínas. Los elementos minerales y las vitaminas no proporcionan ninguna energía; sin embargo, se necesitan para la utilización de los otros componentes alimentarios, que son los que nos proporcionan la energía.

¿Para qué usamos la energía?

La mayor parte de nuestra energía se emplea en procesos fundamentales: para mantener la temperatura corporal y el tono normal de los músculos y de los nervios, para mantener los latidos cardíacos y el funcionamiento de los órganos. Cualesquiera que sean las condiciones meteorológicas exteriores, la temperatura de nuestro cuerpo permanece constante si nos encontramos en buen estado de salud: a unos 37 °C. Incluso cuando estamos durmiendo, el corazón late y hace circular la sangre por todo el cuerpo, nuestros órganos vitales continúan funcionando, mantenemos nuestra temperatura, y nuestros músculos y nervios conservan un cierto nivel de alerta y prevención. Este empleo de la energía se denomina metabolismo basal.

Para la mayoría de las personas, el metabolismo basal representa dos tercios de la energía total empleada. Se realiza a un promedio de 1 kcal por kilo de peso corporal por hora, es decir, a unas 24 kcal/kg/día. En concreto, un hombre adulto medio de unos 66 kg gastará 1.725 kcal (7,2 MJ) por día en estos menesteres del metabolismo basal y una mujer adulta media de 66 kg gastará 1.626 kcal (6,8 MJ)

El resto de las actividades normales del día, caminar, vestirse, trabajar, jugar, sólo consumen alrededor de 800 kcal. Así pues, aunque permanezcamos todo el día en la cama, todavía precisaremos alrededor de dos tercios de nuestra ingestión normal de alimento para poder permanecer vivos.

A más esfuerzo, más energía

Estas cifras se aplican a personas que pasan una parte de su jornada laboral sentadas y que no participan en actividades que requieren mucho esfuerzo. Quienes tengan un trabajo más activo necesitarán más energía. Por ejemplo, un trabajador manual en pie ante su banco de trabajo y levantando pequeños materiales puede gastar un total de 1000 kcal (12,5 MJ) por día. Un talador forestal, que desarrolla un trabajo físico de mucho esfuerzo y que tiene que mantener su temperatura corporal en medio de una temperatura ambiente de hasta -40 °C durante el invierno canadiense, tiene unas necesidades energéticas extremadamente altas: se han registrado ingestiones de 5.000 a 6.000 kcal (de 21 a 25 MJ). Sin embargo, todos los estudios de taladores que mostraban ingestiones y necesidades energéticas muy elevadas se realizaron cuando la mayor parte del trabajo se hacía empleando hachas. Desde la introducción de motosierras para la tala de árboles y de maquinaria para el arrastre de troncos, las necesidades de energía de los taladores que desarrollan las tareas más duras, trabajando en lo más crudo del invierno canadiense, han descendido considerablemente: hasta alrededor de 4.000 kcal (16,7 MJ), como otros trabajadores manuales. Esto mismo ha ocurrido en gran parte de los trabajos domésticos e industriales. donde los aparatos reemplazan a la potencia muscular: la electricidad y el petróleo desempeñan, en parte, el papel de los alimentos.

Cada individuo, un caso.

Al igual que en todas las mediciones biolágícas, también aquí existe una amplia gama de variación entre las personas, tanto en sus tasas de metabolismo basal corno en el gasto energético durante sus actividades. La tasa de metabolismo basal está controlada en gran parte por la actividad de la glándula tiroides y varia mucho de unos individuos a otros. Depende también del tamaño corporal y especialmente de las proporciones relativas a musculatura (elevadas necesidades de energía basal) y grasa (bajas necesidades banales) del cuerpo.

Las pérdidas de calor corporal también afectan a la tasa del metabolismo basal, por lo cual son importantes la temperatura exterior y la superficie del cuerpo expuesta. Algunas personas son mas torpes y de movimientos menos eficaces que otras, por lo que gastan más energía en una determinada tarea que personas más ágiles y precisas. De forma similar, las personas de más peso deben realizar más trabajo, y por ello gastan más energía para mover sus cuerpos a lo largo de las mismas distancias que otras personas más ligeras de peso. Teniendo en cuenta todas estas variables, es posible comprobar que algunas personas gastan —y, por tanto, necesitan— el doble de energía que otras. Esta variación puede abarcar de 2.000 a 4.000 kcar (de 8,3 a 16,7 MJ). Aunque las personas situadas en ambos extremos sean absolutamente normales y activas, la mayoría de ellas encajan en algún punto intermedio.


Comentarios

PINCHA AQUÍ PARA VER LOS ENLACES A TODAS LAS ENTRADAS DE LA WEB

Agua Agua de Coco Agua del Carmen Ajo Ajo Negro Albaricoques y Albaricoquero Alcachofa y Alcachofera Alcachofas Alérgias Alergias Alimentarias Algas Alimentación Alimentación Ayurvédica Alimentación Ayurvedica o La Ciencia del Bien Comer Alimentación Infantil Alimentación Infantil de Calidad Alimentos Peligrosos Alimentos Peligrosos Para la Salud Alimentos Perjudiciales para la Salud Alimentos Tóxicos Almendras Almíbar Almidón Amaranto Aminoácidos Esenciales Anisakis antiinflamatorios Antioxidantes Apio Aprender a Comer Bien Aromas Pigmentos y Colorantes Alimentarios Aromatizantes Arroz Aumentando las Defensas Ante la Llegada del Invierno Autohipnosis Avena Ayurveda Azafrán Azúcar Azúcar Moreno Azúcares Barritas Energeticas Bayas de Goji Bebés Lactantes Bebidas Bebidas Energéticas Bebidas Naturales para Fiestas Bebidas Vegetales Berros Bicarbonato de Sodio Bizcochos Brócoli Brotes Tiernos Café Calcio Calostro Caminar correctamente y con elegancia Canela Carbohidratos Cardo Mariano Carnes y Derivados Cárnicos Cebada Cebolla Celulosa Celulosas Centeno Cereales Cereales en Copos Cerezas Chile en polvo Chirivía Chocolate Chufa Cítricos Clavos Clorofila Col Col Rizada Coles de Bruselas Colesterol Comida Árabe Comida China Comida India Comida Mexicana Comida Oriental Como Cocinar las Patatas Como Mantener un Corazón Fuerte y Saludable Como se Elabora una Dieta Sana Complementos Nutricionales Consecuencias de Comer Poco o en Exceso Consejos de alimentación Infantil Consejos de la OMS Consejos Para Dormir Bien Consejos para una Alimentación Sana Consejos Para Vivir Mejor Conservación de Alimentos Conservas y Mermeladas Contaminantes Químicos en los Alimentos Contraindicaciones de la plantas medicinales Corazón Crea Tu Botiquín de Plantas Medicinales Cúrcuma De todo un poco Dieta Paleolítica Dieta para la Artosis Dieta para las Disminuir Arrugas Dietas Dietas Para Adelgazar Diferencia Entre Frutas y Verduras Dolor de Cuello Causas y Prevención dosificación de las plantas medicinales Ecología Educación y buenas maneras Edulcorantes El Café y su Historia El Consumo de Pescado Saludable y Sostenible El Pan y su Historia El Plátano y sus muchísimas Propiedades El Té y su Historia Eleuterococo Endulzantes Ensalada con Flores Entremeses Enzimas Equinácea Especial Navidad Especias Espelta Espinacas Estado de Ánimo Estilo de Vida Exceso de Peso y Obesidad Fatorexia Fibra Fibra Dietética Fibromialgia Flavonoides Fós­foro Frituras Fructosa Frutas Frutas y Frutos Secos Galactosa Garbanzos Germen de Trigo Germinados Ghi Ginkgo Biloba Ginseng Glucosa Glutamato Monosódico GMS Grasas Grasas Insaturadas Grasas Poliinsaturadas Grasas Trans Peligro Para Tu Corazón Grupos de alimentos Habas Tonka Harinas Helados y Granizados Naturales Hidratos de Carbono Hierba de San Juan Hierba Mate Hierbas y Plantas Medicinales Higiene en la Alimentación Hinojo Hipérico Hipnoterapia Historia del Chocolate y sus Beneficios y Técnicas Hongos y Setas Horchata Hortalizas y Verduras Hospitales Huevos Importancia de las Carnes en la Dieta Importancia de los Cereales en la Dieta Importancia del Pescado en la Dieta Importancia en la Dieta de los Huevos Importancia en la Dieta de Verduras Hortalizas y Frutas Impotencia Infecciones Alimentarias Ingredientes Comida China Intolerancia a la lactosa Intoxicaciones Introducción a la Alimentación y Nutrición Jenjibre Judías Verdes Kamut o Trigo Khorasan Kiwi Lactancia materna Lactosa Las Especias Fragantes y Saludables Las Grasas: Fuentes propiedades y Efectos en la Salud Las Patatas y sus Variedades Las Sanísimas Verduras y Hortaliza de temporada Leche Leche de almendras Leche de Soja Leche y Derivados Lácteos Leche y papillas Lechuga Legumbres Legumbres y Cereales Lentejas Lesiones Lima Limones Limpieza Preparación y Maneras de Cocinar el Pescado Linaza Lino Lisina Los Lácteos en el Ayurveda Los Pescados que más Consumimos Maca Magnesio Maíz Maltosa Mandarinas Mango Mantequilla Clarificada Manzanas Masas de cocina Melón Merengues Metabolismo Miel Mijo Minerales Mohos y Levaduras Naranjas Nitrógeno Noticias Nutrientes Alimentarios Nutrientes esenciales Nutrientes esencialesAlimentarios Osteoartrosis Palma Enana Americana Pan Pan Casero Panir Papillas para Bebés Papillas y Purés para bebés Para Aumentar la Resistencia Para Bajar la Fiebre Para Calmar la Tos Para Deportistas Para Desinfectar Para Dolores de Oido Para el Acné Para el Corazón Para el Estómago Para el Estreñimiento Para el Hígado Para el Reuma Para el Síndrome Premenstrual Para el Sistema Circulatorio Para Eliminar el Mal Aliento Para Eliminar Gases Para Eliminar Toxinas Para Esfuerzos Intelectuales Para Estimular Para Estimular la Leche Materna Para Estimular la Sexualidad Para Gripes y Resfriados Para Hidratar Para Incrementar las Defensas Para la Anemia Para la Artritis Para la Artrosis Para la Depresión y la Ansiedad Para la Diabetes Para la Gota Para la Piel Para la Presión Arterial Para la Próstata Para las Hemorroides Para las Infecciones Para los Cartílagos Para los Huesos Para Mejorar la Memoria Para Potenciar la Líbido Para Prevención del Cáncer Para Reducir el Colesterol Para Regula Arritmias Para Salud Cardiovascular Para Sedar Para Superar la Debilidad Patatas Patatas Valor Nutritivo y Trucos y Consejos Para Cocinarlas Pectina Pedir por favor y dar las gracias Pepino Peras Perder Peso con Agua de Cebada Perejil Pescados y Mariscos Pimientos Piña Plaguicidas y Pesticidas Plantas Plátanos Pomelos Postres y Dulces Potasio Preparación de las plantas medicinales Procesamiento y Cocinado de los Alimentos Productos lácteos Propiedades de los Azúcares Proteínas Proteínas y Aminoácidos en la alimentación y la Salud Psiquiatría Nutricional Puerro Queso Fresco Quinoa Raíces Tubérculos y Bulbos Rebozados Receta Para Hacer Ghi o Mantequilla Clarificada Receta Para Hacer Panir Receta Para Hacer Queso Fresco Recetario Para Preparar Comidas Sanas Recetas Recetas con Ajo recetas con Arroz Recetas con Cebada Recetas con Cerezas Recetas con Flores Comestibles Recetas con Garbanzos Recetas con Trigo Kamut - Khorasan Recetas para Hacer Dahi (Yogur) Recetas para Hacer Ensaladas Recetas Para Hacer Germinados Recetas para Hacer Tofu Recetas para Hacer Yogur Recuperar la Energia Vital de los Alimentos Refrescos Light Remolacha Remolacha Azucarera y Caña de Azúcar su Historia Remolachas Requesón Rhodiola Sacarosa Sal Salazones Salsas Salud Salud Anímica y Mental Salud de la Columna Vertebral Salud de las Cervicales Salud Dental Salud Estomacal Salud mental Sandía Selenio Semillas Sentarse correctamente Sésamo o Ajonjolí Sodio Soja Sopas Stevia Superalimentos Té Matcha Tinnitus Tofu Tomates Trastornos Alimentarios Tratamientos con Frutas y Verduras Tratamientos con Plantas Medicinales Trigo Trucos y Consejos Usos del Bicarbonato de Sodio Utensilios de cocina Uvas Veganos:Como Sustituir los Huevos Vegetarianos Verde de Cebada Verduras y Hortalizas Vinos Vista Vitamina B12 vitamina C Vitamina D Vitamina E Vitaminas Zanahorias Zumo de Centeno Zumo de Trigo Zumos Industriales. Zumos y Batidos Zumoterapia
Mostrar más

ALIMENTACIÓN INFANTIL (Pincha en la imagen)

EDUCACIÓN Y BUENAS MANERAS (Pincha en la imagen)