Entrada destacada

EL AJO. ANTIBIÓTICO NATURAL. MUY BUENO PARA ENFERMEDADES CARDÍACAS Y REDUCIR EL COLESTEROL.


Desde hace, por lo menos, 5 mil años, los seres humanos vienen cultivando ajo, y hoy es posible encontrar esta medicina herbal en cualquier lugar del mundo, desde la Polinesia a Siberia. 

Hacia el final del primer siglo Dioscórides, Hipócrates, y otros antiguos médicos griegos recomendaban el ajo para tratar distintas dolencias, tales como problemas respiratorios, parásitos, y digestión dificultosa.

Actualmente, es usado para tratar, principalmente, problemas cardíacos, endurecimiento de las arterias, alta presión arterial, y altos niveles de colesterol y trigliceridos. El ingrediente activo principal del ajo es el allicin, un componente que contiene sulfuro, que luego el organismo transforma en distintos componentes terapéuticos. El allicin solo puede encontrarse en los productos derivados del ajo producidos aplastando la vulva fresca, más no en aquellos producidos a través de la destilación del vapor del aceite.

REVIRTIENDO LAS ENFERMEDADES CARDIACAS

Se ha demostrado que el ajo es muy útil al momento de prevenir la arterioesclerosis, el peligroso endurecimiento de las arterias que genera alta presión arterial, dolencias cardíacas y derrames. 

Numerosos estudios con animales y humanos evidencian la efectividad del ajo para tratar la arterioesclerosis. Se ha comprobado que esta planta reduce el tamaño de los depósitos de placas, material “duro” que atasca y entumece las arterias, en casi el 50% de los humanos, ratas y conejos. Y en un experimento reciente, realizado con 200 hombres y mujeres durante un periodo de 2 años, todos aquellos que consumieron 300 mg o más de ajo, diariamente, mejoraron la flexibilidad de la aorta, la arteria principal que conduce la sangre hasta el corazón. Se ha verificado que el extracto de ajo reduce la presión sanguínea en los perros y las ratas, y numerosos estudios con animales han de mos trado que también puede reducir la coagulación de la sangre.

Todo ello nos demuestra que el uso de esta planta resulta sumamente eficaz para combatir los problemas arteriales.

CÓMO REDUCIR EL COLESTEROL

Los altos niveles de colesterol en la sangre y otros lípidos (grasas), tales como los trigliceridos, están relacionados con la alta incidencia de dolencias cardiacas.

De esta manera, los médicos recomiendan mantener bajos niveles de colesterol y triglicerios. Otro asunto importante es controlar la forma de colesterol denominada baja densidad de la lipoproteína (BDL) conocida como colesterol “malo” que daña las arterias. También es importante, mientras se disminuyen los niveles BLD, mantener un buen ratio de otra forma de colesterol, llamada alta densidad de lipoproteína (ADL), la que sí es una forma de colesterol “buena” que protege a las arterias.

Por lo menos, 28 estudios clínicamente controlados (estudios en los cuales se compara los efectos producidos por la administración de la droga, materia de análisis, y/o un placebo) han demostrado que el ajo disminuye, entre un 9% y un 12%, los niveles totales de colesterol, mientras incrementa de forma sustancial el ratio de buen colesterol en desmedro del malo.

En 1990, se llevó a cabo un estudio en Alemania, con 261 pacientes que recibieron 800 mg de ajo estandarizado o un placebo diariamente. Durante el transcurso de 16 semanas, los pacientes que recibieron el ajo experimentaron una caída del 12% en su nivel total de colesterol y del 17% en sus niveles de trigliceridos.

Otro ensayo clínico europeo encontró que el ajo podía ser tan efectivo como el Bezafibrate, droga prescrita para disminuir el colesterol, sin ocasionar los efectos secundarios que ésta última sí produce. Tal parece que esta planta, al igual que las medicinas prescritas, funciona interfiriendo en la habilidad del organismo para manufacturar el colesterol. 

Ahora bien, no todos los estudios sobre este bulbo han demostrado que su uso produzca siempre los mismos niveles de beneficio. Se cree que estos resultados dispares obedecen a las distintas habilidades para manufacturar el colesterol que poseen algunos tipos específicos de ajo.

UN ANTIBIÓTICO NATURAL

Numerosos estudios, algunos de ellos que datan de la década del 40, han descubierto que el ajo posee poderosas propiedades antibióticas y antivirales. Así, conforme lo recomiendan importantes investigaciones científicas, las personas infectadas con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) vienen tomando ajo para prevenir infecciones bacteriales y fúngicas secundarias. También se emplea para tratar determinadas infecciones virales, fúngicas, intestinales, orales y la candidiasis vaginal. Cabe resaltar que el médico Albert Schweitzer empleó el ajo para luchar contra la disentería amébica en África. Estas propiedades antibióticas resultan más efectivas cuando se toma el ajo crudo o una preparación que contenga allicin, que actúa como un equivalente del mismo.

Recientemente, un grupo de científicos, en Etiopía, probaron el poder antibacterial de dos concentraciones (alta y baja) de extractos de ajo contra un número de bacterias comunes que causan la neumonía, tales como el streptococcus pneumoniae y la klebsiella pneumoniae. Dicho estudió encontró que ambas concentraciones, la alta y la baja, alcanzaron un ratio de respuesta del 88%, lo que significa, sin lugar a dudas, que el ajo inhibe el crecimiento de ambos organismos. Con lo cual los investigadores concluyeron que esta planta puede ser usada como un agente antibacterial muy potente para eliminar estos microorganismos patógenos.

Otro grupo de investigadores obtuvo resultados igual de promisorios en un experimento científico destinado a probar el uso del allicin contra una resistente bacteria resistente a los antibióticos, llamada VRE (vancomycin-resistente enterococcus). El allicin logró detener el crecimiento y proliferación del VRE en cultivos de células experimentales, lo que demostró que podía inhibir a la bacteria. Dichos investigadores sugirieron que aquellos individuos que se encontraban en alto riesgo de contraer infecciones resistentes a los antibióticos, como aquellos que poseen un sistema inmunológico limitado o aquellos que están por ingresar en un ambiente hospitalario rico en gérmenes pueden usar un suplemento de ajo para prevenir cualquier tipo de infección.

Por otro lado, cuando los investigadores de la Universidad de Toronto expusieron células humanas cultivadas, infectadas con malaria, a una mezcla elaborada con disulfides, componentes encontrados en el ajo, éstos últimos acabaron rápidamente con los parásitos de la malaria. Los autores del estudio creen que los ingredientes que esta planta posee interfieren con una enzima clave que permite que los parásitos de la malaria infecten la sangre humana.

LOS EFECTOS ANTI CANCERÍGENOS

El mismo equipo de investigadores canadienses involucrados en el estudio de la malaria también reveló que los componentes disulfides del ajo son igualmente efectivos para proteger a los humanos de las células cultivadas de melanoma (cáncer). Los científicos especulan que la misma enzima implicada en la expansión de la malaria en las células sanguíneas humanas también está relacionada con el fortalecimiento de las células cancerígenas para que estas puedan reproducirse. Dicho estudio demostró que el ajo interfiere con esta enzima frenando la expansión del melanoma.

Muchos otros estudios, extensos y detallados, sugieren enfáticamente que las dietas con alto con tenido de ajo pueden prevenir el cáncer, especialmente los de colón, esófago y estómago. En un ensayo clínico, llevado a cabo en 1986, un grupo compuesto por 41.837 mujeres fue encuestado sobre sus hábitos de vida. Cuatro años después, el seguimiento de las respuestas vertidas reveló que aquellas mujeres cuya dieta incluía una cantidad significativa de ajo eran, aproximadamente, un 30% menos proclives a desarrollar cáncer de colón.

Asimismo, otro estudio reciente ha mostrado que el ajo puede cortar el riesgo de contraer cáncer de próstata. Los investigadores sondearon los hábitos alimenticios de 238 hombres que padecían este tipo de cáncer y de 471 sanos en Shangai, China. Hallaron que el riesgo de padecer cáncer de próstata disminuía en más del 33% en aquellos hombres que consumían pequeñas cantidades de cebollas, ajo, cebolletas, chalotas, y puerros cada día. El ajo ha probado ser un agente anticancerígeno particularmente potente: los hombres que consumen 2 gramos de ajo diariamente experimentan un descenso del 50% en el riesgo de sufrir esta clase de cáncer. Incluso consumiendo un diente de ajo al día se provee protección al organismo contra esta enfermedad. ¡Esta es definitivamente otra excelente razón para que usted empiece inmediatamente a comer ajo!

ESCOGIENDO UN SUPLEMENTO DE AJO

Consumir uno o dos dientes de ajo crudo al día debieran ser suficientes para obtener la mayor parte de beneficios para la salud que ofrece esta planta, pero muchas personas evitan comerla debido al mal aliento que produce. Por esta razón, muchas compañías venden sustitutos inodoros hechos del allicin del ajo. También existen cápsulas revestidas de su plementos de polvo de ajo (el revestimiento de la cápsula posterga la digestión de la tableta hasta que ésta pase desde el estómago a los intestinos). Para mantener la salud, 2500 mg de allicin diario es suficiente, mientras que para fines terapéuticos serán necesarios, por lo menos, 5 mil mg al día. ¡Anime a toda su familia y amigos a consumir ajo, de esta manera, nadie se percatará de su aliento!

SEGURIDAD Y DOSIFICACIÓN

El único efecto secundario que resulta de tomar ajo es el característico y desagradable mal aliento. Incluso tomando un suplemento inodoro no se garantiza una total protección, dado que el ajo que se consume bajo esta forma produce un olor desagradable en más del 50% de los usuarios. Aun que en raras ocasiones, también se pueden producir nauseas, dolores de cabeza, sudoración, y mareos.

PRECAUCIONES

El ajo crudo, ingerido en dosis excesivas, puede causar numerosos síntomas molestos, tales como ardor de estómago, nauseas, molestias estomacales, vómitos, diarrea, flatulencias, enrojecimiento facial, aumento del pulso e insomnio. Si se aplica a la piel puede irritarla, abrasarla, e incluso quemarla.

Dado que el ajo adelgaza la sangre debe evitarse tomar píldoras de ajo con alta potencia antes de una cirugía o si ya se están tomando adelgazadores de la sangre recetados. Sin embargo, se presume que el consumo de esta planta es seguro para mujeres que están embarazadas o dando de lactar. Además, parece que el sabor del ajo es agradable para los lactantes.




Comentarios

PINCHA AQUÍ PARA VER LOS ENLACES A TODAS LAS ENTRADAS DE LA WEB

Agua Agua de Coco Agua del Carmen Ajo Ajo Negro Albaricoques y Albaricoquero Alcachofa y Alcachofera Alcachofas Alérgias Alergias Alimentarias Algas Alimentación Alimentación Ayurvédica Alimentación Ayurvedica o La Ciencia del Bien Comer Alimentación Infantil Alimentación Infantil de Calidad Alimentos Peligrosos Alimentos Peligrosos Para la Salud Alimentos Perjudiciales para la Salud Alimentos Tóxicos Almendras Almíbar Almidón Amaranto Aminoácidos Esenciales Anisakis antiinflamatorios Antioxidantes Apio Aprender a Comer Bien Aromas Pigmentos y Colorantes Alimentarios Aromatizantes Arroz Aumentando las Defensas Ante la Llegada del Invierno Autohipnosis Avena Ayurveda Azafrán Azúcar Azúcar Moreno Azúcares Barritas Energeticas Bayas de Goji Bebés Lactantes Bebidas Bebidas Energéticas Bebidas Naturales para Fiestas Bebidas Vegetales Berros Bicarbonato de Sodio Bizcochos Brócoli Brotes Tiernos Café Calcio Calostro Caminar correctamente y con elegancia Canela Carbohidratos Cardo Mariano Carnes y Derivados Cárnicos Cebada Cebolla Celulosa Celulosas Centeno Cereales Cereales en Copos Cerezas Chile en polvo Chirivía Chocolate Chufa Cítricos Clavos Clorofila Col Col Rizada Coles de Bruselas Colesterol Comida Árabe Comida China Comida India Comida Mexicana Comida Oriental Como Cocinar las Patatas Como Mantener un Corazón Fuerte y Saludable Como se Elabora una Dieta Sana Complementos Nutricionales Consecuencias de Comer Poco o en Exceso Consejos de alimentación Infantil Consejos de la OMS Consejos Para Dormir Bien Consejos para una Alimentación Sana Consejos Para Vivir Mejor Conservación de Alimentos Conservas y Mermeladas Contaminantes Químicos en los Alimentos Contraindicaciones de la plantas medicinales Corazón Crea Tu Botiquín de Plantas Medicinales Cúrcuma De todo un poco Dieta Paleolítica Dieta para la Artosis Dieta para las Disminuir Arrugas Dietas Dietas Para Adelgazar Diferencia Entre Frutas y Verduras Dolor de Cuello Causas y Prevención dosificación de las plantas medicinales Ecología Educación y buenas maneras Edulcorantes El Café y su Historia El Consumo de Pescado Saludable y Sostenible El Pan y su Historia El Plátano y sus muchísimas Propiedades El Té y su Historia Eleuterococo Endulzantes Ensalada con Flores Entremeses Enzimas Equinácea Especial Navidad Especias Espelta Espinacas Estado de Ánimo Estilo de Vida Exceso de Peso y Obesidad Fatorexia Fibra Fibra Dietética Fibromialgia Flavonoides Fós­foro Frituras Fructosa Frutas Frutas y Frutos Secos Galactosa Garbanzos Germen de Trigo Germinados Ghi Ginkgo Biloba Ginseng Glucosa Glutamato Monosódico GMS Grasas Grasas Insaturadas Grasas Poliinsaturadas Grasas Trans Peligro Para Tu Corazón Grupos de alimentos Habas Tonka Harinas Helados y Granizados Naturales Hidratos de Carbono Hierba de San Juan Hierba Mate Hierbas y Plantas Medicinales Higiene en la Alimentación Hinojo Hipérico Hipnoterapia Historia del Chocolate y sus Beneficios y Técnicas Hongos y Setas Horchata Hortalizas y Verduras Hospitales Huevos Importancia de las Carnes en la Dieta Importancia de los Cereales en la Dieta Importancia del Pescado en la Dieta Importancia en la Dieta de los Huevos Importancia en la Dieta de Verduras Hortalizas y Frutas Impotencia Infecciones Alimentarias Ingredientes Comida China Intolerancia a la lactosa Intoxicaciones Introducción a la Alimentación y Nutrición Jenjibre Judías Verdes Kamut o Trigo Khorasan Kiwi Lactancia materna Lactosa Las Especias Fragantes y Saludables Las Grasas: Fuentes propiedades y Efectos en la Salud Las Patatas y sus Variedades Las Sanísimas Verduras y Hortaliza de temporada Leche Leche de almendras Leche de Soja Leche y Derivados Lácteos Leche y papillas Lechuga Legumbres Legumbres y Cereales Lentejas Lesiones Lima Limones Limpieza Preparación y Maneras de Cocinar el Pescado Linaza Lino Lisina Los Lácteos en el Ayurveda Los Pescados que más Consumimos Maca Magnesio Maíz Maltosa Mandarinas Mango Mantequilla Clarificada Manzanas Masas de cocina Melón Merengues Metabolismo Miel Mijo Minerales Mohos y Levaduras Naranjas Nitrógeno Noticias Nutrientes Alimentarios Nutrientes esenciales Nutrientes esencialesAlimentarios Osteoartrosis Palma Enana Americana Pan Pan Casero Panir Papillas para Bebés Papillas y Purés para bebés Para Aumentar la Resistencia Para Bajar la Fiebre Para Calmar la Tos Para Deportistas Para Desinfectar Para Dolores de Oido Para el Acné Para el Corazón Para el Estómago Para el Estreñimiento Para el Hígado Para el Reuma Para el Síndrome Premenstrual Para el Sistema Circulatorio Para Eliminar el Mal Aliento Para Eliminar Gases Para Eliminar Toxinas Para Esfuerzos Intelectuales Para Estimular Para Estimular la Leche Materna Para Estimular la Sexualidad Para Gripes y Resfriados Para Hidratar Para Incrementar las Defensas Para la Anemia Para la Artritis Para la Artrosis Para la Depresión y la Ansiedad Para la Diabetes Para la Gota Para la Piel Para la Presión Arterial Para la Próstata Para las Hemorroides Para las Infecciones Para los Cartílagos Para los Huesos Para Mejorar la Memoria Para Potenciar la Líbido Para Prevención del Cáncer Para Reducir el Colesterol Para Regula Arritmias Para Salud Cardiovascular Para Sedar Para Superar la Debilidad Patatas Patatas Valor Nutritivo y Trucos y Consejos Para Cocinarlas Pectina Pedir por favor y dar las gracias Pepino Peras Perder Peso con Agua de Cebada Perejil Pescados y Mariscos Pimientos Piña Plaguicidas y Pesticidas Plantas Plátanos Pomelos Postres y Dulces Potasio Preparación de las plantas medicinales Procesamiento y Cocinado de los Alimentos Productos lácteos Propiedades de los Azúcares Proteínas Proteínas y Aminoácidos en la alimentación y la Salud Psiquiatría Nutricional Puerro Queso Fresco Quinoa Raíces Tubérculos y Bulbos Rebozados Receta Para Hacer Ghi o Mantequilla Clarificada Receta Para Hacer Panir Receta Para Hacer Queso Fresco Recetario Para Preparar Comidas Sanas Recetas Recetas con Ajo recetas con Arroz Recetas con Cebada Recetas con Cerezas Recetas con Flores Comestibles Recetas con Garbanzos Recetas con Trigo Kamut - Khorasan Recetas para Hacer Dahi (Yogur) Recetas para Hacer Ensaladas Recetas Para Hacer Germinados Recetas para Hacer Tofu Recetas para Hacer Yogur Recuperar la Energia Vital de los Alimentos Refrescos Light Remolacha Remolacha Azucarera y Caña de Azúcar su Historia Remolachas Requesón Rhodiola Sacarosa Sal Salazones Salsas Salud Salud Anímica y Mental Salud de la Columna Vertebral Salud de las Cervicales Salud Dental Salud Estomacal Salud mental Sandía Selenio Semillas Sentarse correctamente Sésamo o Ajonjolí Sodio Soja Sopas Stevia Superalimentos Té Matcha Tinnitus Tofu Tomates Trastornos Alimentarios Tratamientos con Frutas y Verduras Tratamientos con Plantas Medicinales Trigo Trucos y Consejos Usos del Bicarbonato de Sodio Utensilios de cocina Uvas Veganos:Como Sustituir los Huevos Vegetarianos Verde de Cebada Verduras y Hortalizas Vinos Vista Vitamina B12 vitamina C Vitamina D Vitamina E Vitaminas Zanahorias Zumo de Centeno Zumo de Trigo Zumos Industriales. Zumos y Batidos Zumoterapia
Mostrar más

ALIMENTACIÓN INFANTIL (Pincha en la imagen)

EDUCACIÓN Y BUENAS MANERAS (Pincha en la imagen)