Entrada destacada

CONSEJOS PARA LA GERMINACION DE SEMILLAS


Algunos consejos más para que tus semillas germinen fácilmente y sanas:
 
• Escurrir las semillas y dejarlas solo con una pequeñísima película de agua, en su tarro, con la tela por encima. Las semillas solo necesitarán humedad. Dejaremos el tarro un poco inclinado para evitar el estancamiento de agua y para que circule mejor el aire.
 
• Enjuagaremos las semillas por lo menos un par de veces al día, por la mañana y por la noche, más veces si hace mucho calor o si tenemos la impresión de que el tarro está reseco.

Las semillas necesitan humedad pero no estar saturadas ni bañadas en agua. Como también necesitan un entorno protegido, la tela de tul o de gasa o una tapa llena de agujeritos es igual de importante para su germinación.



• Cuando se trata de semillas grandes, como los garbanzos, el girasol, la calabaza o las lentejas, después de estar en remojo lo más práctico es ponerlas en un plato con una tapa de cristal para que pase la luz y se conserve la humedad.

Así las semillas tendrán más espacio para germinar. Lo ideal es una de esas tapas con agujeritos colocadas sobre un plato llano con las semillas dentro.
 
• El tiempo de germinación es variable en función de la dureza de cada semilla; entre la perforación de la semilla hasta el brote tierno pueden pasar entre dos y seis días.

La temperatura ideal es de 20 °C. El principio de la germinación puede hacerse al abrigo de la luz, pero en cuanto se llega al estadio de brotes germinados, si queremos que se desarrolle la clorofila hay que poner los tarros en un entorno claro y luminoso, sin que les toque el sol de manera directa.
 
• Obtenidos los brotes, se consumen lo más pronto posible.

Podemos detener el proceso de germinación, para que no lleguen a salir hojas, metiendo los tarros en la nevera, vigilando que no queden en una atmósfera poco aireada ni demasiado húmeda.
 
• Cuando cambiamos el agua que las humedece, hay que enjuagar los brotes bien para retirar la envoltura de la semilla que tiene tendencia a ennegrecerse. La forma de proceder es básica pero requiere atención y mucho cuidado para no estropear los brotes.

¿Cómo conservar las semillas que usaremos para germinar?
 
• Cerremos bien las bolsitas o coloquemos las semillas en tarros que conservaremos en la oscuridad. Generalmente, yo conservo mis semillas en la nevera, así, en cuanto las saco y las pongo en un entorno húmedo, se despiertan con rapidez...

Como las semillas biológicas no están tratadas, ¡hay que tener mucho cuidado con las polillas durante el verano!
 
La mejor forma de germinar semillas para el consumo casero es hacerlas brotar escalonadamente y en pequeña cantidad, a fin de obtener una producción limitada (no hay que hacer muchas al mismo tiempo...) que nos permita consumir siempre brotes frescos.
 
¿Se pueden conservar las semillas una vez han germinado?
 
Una vez que han germinado, las semillas se consumen directamente y para detener el proceso no hay más que meterlas en la nevera.

Se colocan en un tarro un poco húmedo y bien aireado (con una tapa con agujeros o una tela de gasa) y se deben seguir enjuagando día sí, día no, hasta su consumo.

Los brotes se conservan mejor si están bien escurridos y la mejor manera de conseguirlo es una centrifugadora de lechuga. Si se conservan adecuadamente, podemos disfrutar de los brotes unos cinco días, dependiendo de las variedades.
 
Si compramos los brotes ya listos para consumir, en bandejas plastificadas del supermercado, hay que usar un poco la intuición para escogerlos y para conservarlos en casa. La consigna es que los brotes siempre deben tener un aspecto apetitoso, firme y desprender olor a fresco.
 
Consumir brotes
 
Los brotes siempre se consumen en crudo para aprovechar todos sus beneficios nutricionales. Hay solo dos excepciones:

Algunos brotes deben consumirse tras un ligero cocido al vapor o un hervido suave (con el fin de eliminar ciertos compuestos indigestibles); es el caso de los brotes de lenteja verde y los de los garbanzos. Si se cuecen levemente se digieren mejor. ¿Cuáles escogemos?
 
Las semillas de alfalfa, col lombarda, brócoli, fenogreco, hinojo, rábano, mostaza... todas ellas producen brotes tiernos y son ideales para acompañar crudités.
 
El girasol, las lentejas coral, el sésamo, la calabaza... son semillas que podremos consumir desde el momento mismo de su germinación. Son tiernos, crujen naturalmente y se pueden incorporar a cualquier plato.
 
En cambio, las lentejas verdes, las judías mungo, los azukis... tienen brotes muy grandes. Éste tipo de semillas solamente pueden consumirse tras una breve cocción con el wok, por ejemplo. Para darle a los platos un toque asiático, se pueden saltear los brotes de soja o de girasol en un wok.

 
Para un uso práctico y fácil, dosifiquemos la germinación de las semillas para obtener una producción escalonada y consumirlas a medida que vayan germinando. Podemos empezar por las semillas acabadas de germinar y luego pasar a los brotes tiernos.

Poner las semillas en remojo

Para abordar el proceso de germinación, se colocan las semillas en contacto con el agua. Es lo que se llama «ponerlas en remojo»; esta operación «despierta» las semillas y elimina los inhibidores de las enzimas que las protegen naturalmente durante su tiempo de conservación y les impide germinar antes de la estación adecuada. Por este motivo, el enjuague es indispensable para eliminar esos compuestos.
 
Tengamos siempre en cuenta la calidad del agua, se aconseja un agua pura, mineral, o bien filtrada por ósmosis.
 
El tiempo de remojo puede ser bastante corto, dos o tres horas solamente para incitar la germinación del sésamo o del girasol, por ejemplo. Las semillas que germinan muy pronto son las que mejor se consumen en cuanto germinan.
 
Ahora dividiremos las semillas según el tiempo que deben estar en remojo.

No se ponen en remojo:

• La albahaca • Los berros • El lino • La mostaza • La verdolaga • La rúcula.
 
Medio día en remojo:

• La alfalfa • El brócoli • El apio • La col • Las espinacas • Las lentejas coral • El nabo • Los rábanos (todos, rosa, blanco, negro) • El trigo • El sésamo • El girasol pelado • La quinoa

Una noche entera en remojo:
 
• El eneldo • El ajo • La avena • Los trigos (espelta, kamut) • La zanahoria • El perifollo • El cilantro • La calabaza • El hinojo • El fenogreco • Las lentejas verdes • La cebolla • El perejil • El puerro.

Ciertas semillas requieren un tiempo más largo en remojo, de una noche y medio día:

• El azuki • Los garbanzos • El arroz • La soja verde (judías mungo) Este tipo de brotes se destinan a la cocción (suave y muy breve), con la excepción de las judías mungo.


 

Comentarios

PINCHA AQUÍ PARA VER LOS ENLACES A TODAS LAS ENTRADAS DE LA WEB

Agua Agua de Coco Agua del Carmen Ajo Ajo Negro Albaricoques y Albaricoquero Alcachofa y Alcachofera Alcachofas Alérgias Alergias Alimentarias Algas Alimentación Alimentación Ayurvédica Alimentación Ayurvedica o La Ciencia del Bien Comer Alimentación Infantil Alimentación Infantil de Calidad Alimentos Peligrosos Alimentos Peligrosos Para la Salud Alimentos Perjudiciales para la Salud Alimentos Tóxicos Almendras Almíbar Almidón Amaranto Aminoácidos Esenciales Anisakis antiinflamatorios Antioxidantes Apio Aprender a Comer Bien Aromas Pigmentos y Colorantes Alimentarios Aromatizantes Arroz Aumentando las Defensas Ante la Llegada del Invierno Autohipnosis Avena Ayurveda Azafrán Azúcar Azúcar Moreno Azúcares Barritas Energeticas Bayas de Goji Bayas de Maqui Bebés Lactantes Bebidas Bebidas Energéticas Bebidas Naturales para Fiestas Bebidas Vegetales Berros Bicarbonato de Sodio Bizcochos Brócoli Brotes Tiernos Café Calcio Calostro Caminar correctamente y con elegancia Canela Carbohidratos Cardo Mariano Carnes y Derivados Cárnicos Cebada Cebolla Celulosa Celulosas Centeno Cereales Cereales en Copos Cerezas Chile en polvo Chirivía Chocolate Chufa Cítricos Civid 19 Clavos Clorofila Cocinar al vapor Col Col Rizada Coles de Bruselas Colesterol Comida Árabe Comida China Comida India Comida Mexicana Comida Oriental Como Cocinar las Patatas Como cocinar los Mariscos Como Mantener un Corazón Fuerte y Saludable Como se Elabora una Dieta Sana Complementos Nutricionales Consecuencias de Comer Poco o en Exceso Consejos de alimentación Infantil Consejos de la OMS Consejos Para Dormir Bien Consejos para una Alimentación Sana Consejos Para Vivir Mejor Conservación de Alimentos Conservas y Mermeladas Contaminantes Químicos en los Alimentos Contraindicaciones de la plantas medicinales Corazón Crea Tu Botiquín de Plantas Medicinales Cúrcuma De todo un poco Dieta Paleolítica Dieta para la Artosis Dieta para las Disminuir Arrugas Dietas Dietas Para Adelgazar Diferencia Entre Frutas y Verduras Dolor de Cuello Causas y Prevención dosificación de las plantas medicinales Ecología Educación y buenas maneras Edulcorantes El Café y su Historia El Consumo de Pescado Saludable y Sostenible El Pan y su Historia El Plátano y sus muchísimas Propiedades El Té y su Historia Eleuterococo Endulzantes Ensalada con Flores Entremeses Enzimas Equinácea Especial Navidad Especias Espelta Espinacas Estado de Ánimo Estilo de Vida Exceso de Peso y Obesidad Fatorexia Fibra Fibra Dietética Fibromialgia Flavonoides Fós­foro Frituras Fructosa Frutas Frutas y Frutos Secos Galactosa Garbanzos Germen de Trigo Germinados Ghi Ginkgo Biloba Ginseng Glucosa Glutamato Monosódico GMS Grasas Grasas Insaturadas Grasas Poliinsaturadas Grasas Trans Peligro Para Tu Corazón Grupos de alimentos Habas Tonka Harinas Helados y Granizados Naturales Hidratos de Carbono Hierba de San Juan Hierba Mate Hierbas y Plantas Medicinales Higiene en la Alimentación Hinojo Hipérico Hipnoterapia Historia del Chocolate y sus Beneficios y Técnicas Hongos y Setas Horchata Hortalizas y Verduras Hospitales Huevos Importancia de las Carnes en la Dieta Importancia de los Cereales en la Dieta Importancia del Pescado en la Dieta Importancia en la Dieta de los Huevos Importancia en la Dieta de Verduras Hortalizas y Frutas Impotencia Infecciones Alimentarias Ingredientes Comida China Intolerancia a la lactosa Intoxicaciones Introducción a la Alimentación y Nutrición Jenjibre Judías Verdes Kamut o Trigo Khorasan Kiwi Lactancia materna Lactosa Las Especias Fragantes y Saludables Las Grasas: Fuentes propiedades y Efectos en la Salud Las Patatas y sus Variedades Las Sanísimas Verduras y Hortaliza de temporada Leche Leche de almendras Leche de Soja Leche y Derivados Lácteos Leche y papillas Lechuga Legumbres Legumbres y Cereales Lentejas Lesiones Lima Limones Limpieza Preparación y Maneras de Cocinar el Pescado Linaza Lino Lisina Los Lácteos en el Ayurveda Los Pescados que más Consumimos Maca Magnesio Maíz Maltosa Mandarinas Mango Mantequilla Clarificada Manzanas Masas de cocina Melón Merengues Metabolismo Miel Mijo Minerales Mohos y Levaduras Naranjas Nitrógeno Noticias Nutrientes Alimentarios Nutrientes esenciales Nutrientes esencialesAlimentarios Osteoartrosis Palma Enana Americana Pan Pan Casero Panir Papillas para Bebés Papillas y Purés para bebés Para Aumentar la Resistencia Para Bajar la Fiebre Para Calmar la Tos Para Deportistas Para Desinfectar Para Dolores de Oido Para el Acné Para el Corazón Para el Estómago Para el Estreñimiento Para el Hígado Para el Reuma Para el Síndrome Premenstrual Para el Sistema Circulatorio Para Eliminar el Mal Aliento Para Eliminar Gases Para Eliminar Toxinas Para Esfuerzos Intelectuales Para Estimular Para Estimular la Leche Materna Para Estimular la Sexualidad Para Gripes y Resfriados Para Hidratar Para Incrementar las Defensas Para la Anemia Para la Artritis Para la Artrosis Para la Depresión y la Ansiedad Para la Diabetes Para la Gota Para la Piel Para la Presión Arterial Para la Próstata Para las Hemorroides Para las Infecciones Para los Cartílagos Para los Huesos Para Mejorar la Memoria Para Potenciar la Líbido Para Prevención del Cáncer Para Reducir el Colesterol Para Regula Arritmias Para Salud Cardiovascular Para Sedar Para Superar la Debilidad Patatas Patatas Valor Nutritivo y Trucos y Consejos Para Cocinarlas Pectina Pedir por favor y dar las gracias Pepino Peras Perder Peso con Agua de Cebada Perejil Pescados y Mariscos Pimientos Piña Plaguicidas y Pesticidas Plantas Plátanos Pomelos Postres y Dulces Potasio Preparación de las plantas medicinales Procesamiento y Cocinado de los Alimentos Productos lácteos Propiedades de los Azúcares Proteínas Proteínas y Aminoácidos en la alimentación y la Salud Psiquiatría Nutricional Puerro Queso Fresco Quinoa Raíces Tubérculos y Bulbos Rebozados Receta Para Hacer Ghi o Mantequilla Clarificada Receta Para Hacer Panir Receta Para Hacer Queso Fresco Recetario Para Preparar Comidas Sanas Recetas Recetas con Ajo recetas con Arroz Recetas con Cebada Recetas con Cerezas Recetas con Flores Comestibles Recetas con Garbanzos Recetas con Trigo Kamut - Khorasan Recetas para Hacer Dahi (Yogur) Recetas para Hacer Ensaladas Recetas Para Hacer Germinados Recetas para Hacer Tofu Recetas para Hacer Yogur Recuperar la Energia Vital de los Alimentos Refrescos Light Remolacha Remolacha Azucarera y Caña de Azúcar su Historia Remolachas Requesón Rhodiola Sacarosa Sal Salazones Salsas Salud Salud Anímica y Mental Salud de la Columna Vertebral Salud de las Cervicales Salud Dental Salud Estomacal Salud mental Sandía Selenio Semillas Sentarse correctamente Sésamo o Ajonjolí Sodio Soja Sopas Stevia Superalimentos Té Matcha Tinnitus Tofu Tomates Trastornos Alimentarios Tratamientos con Frutas y Verduras Tratamientos con Plantas Medicinales Trigo Trucos y Consejos Usos del Bicarbonato de Sodio Utensilios de cocina Uvas Veganos:Como Sustituir los Huevos Vegetarianos Verde de Cebada Verduras y Hortalizas Vinos Vista Vitamina B12 vitamina C Vitamina D Vitamina E Vitaminas Zanahorias Zumo de Centeno Zumo de Trigo Zumos Industriales. Zumos y Batidos Zumoterapia
Mostrar más

ALIMENTACIÓN INFANTIL (Pincha en la imagen)

EDUCACIÓN Y BUENAS MANERAS (Pincha en la imagen)