ARTROSIS: ALIMENTACIÓN Y FITOTERAPIA

Posted by Begoña Rojo on 22:00 with No comments
 
La artrosis es una enfermedad que afecta a las articulaciones y sistema óseo en general, provocando malestar, dolor y dificultad en el movimiento. Es una afección crónica.

La artrosis suele afectar a rodillas, caderas y manos, y un tipo de artrosis muy frecuente es la llamada «artrosis psoriasica», en la que las dolencias de tipo reumático y las erupciones psoriásicas son dos síntomas aparentemente desconectados y que sin embargo revelan una misma disfunción.

La artrosis suele estar provocada por una alimentación cargada de purinas y toxinas y pobre en sustancias nutritivas.

El estreñimiento y la mala salud intestinal empeoran toda artrosis, y el consumo de derivados cárnicos se convierte en un verdadero veneno para el enfermo de artrosis.


TRATAMIENTO
 
Es imprescindible descargar el intestino de tóxicos y comenzar una terapia multivitamínica. Igualmente, el magnesio es un mineral clave para la curación definitiva de esta dolencia. La terapia con hierbas ayudara a desinflamar y minimizar las molestias de la artrosis.
 
HIERBAS MEDICINALES
 
El harpagofito (preferentemente en comprimidos o tinturas de venta en herbolarios) como tratamiento base.

El sauce y la ulmaria, a partes iguales, ofrecen un gran alivio en los accesos de dolor. Asimismo, la infusión de flores de pensamiento tiene virtudes antiinflamatorias que no deberemos despreciar. Tomar una taza diariamente al acostarse.

VEGETALES

Procuraremos consumir vegetales ricos en magnesio, como la cascarilla del cacao, las verduras de hojas verdes (también buenas fuentes de calcio orgánico), las zanahorias, etc.

Es conveniente adquirir estos vegetales en pequeños mercados o a proveedores de confianza, ya que aquellos que se compran en hipermercados y que generalmente proceden de plantaciones de grandes superficies abonadas sintéticamente, contienen solo 1/3 del magnesio que nos ofrecen las verduras cultivadas con abonos naturales en las huertas del campesino. Las naranjas, limones y fresas contienen gran cantidad de vitamina C, fundamental para la buena salud ósea.

Otras plantas beneficiosas:

- Infusión depurativa, a partes iguales, de: angélica + ortiga + cola de caballo.

- Retama.