CREA TU BOTIQUÍN DE PLANTAS MEDICINALES

Posted by Begoña Rojo on 22:30 with No comments

Quien más, quien menos, todos nosotros tenemos en nuestra casa un pequeño botiquín donde guardamos una caja de aspirinas, un antibiótico, alguna venda, alcohol, etc. Pues bien, cada vez mas personas que han comprobado el valor de la medicina natural y la solución real que ofrece a sus padecimientos, poseen verdaderas farmacias naturales en las alacenas o armarios de sus casas compuestas por plantas en forma de hojas secas, tónicos, extractos, etc., cada una para un trastorno o urgencia determinados.


El use de las plantas medicinales es sencillo, inocuo e incluso económico teniendo en cuenta su bajo costo en el mercado así como la posibilidad de recolectar sus propias hierbas en las salidas de fin de semana al campo, vacaciones, etc. En este ultimo caso, recomiendo proveerse de un buen manual dotado de descripciones detalladas y fotografías en color.

Confeccionar un pequeño herbolario casero para las enfermedades más comunes y casos de emergencia, es una tarea fácil y grata que puede ayudarnos en el futuro de forma inestimable, a la vez que nos evitará el riesgo de tomas excesivas y/o innecesarias de medicamentos químicos.

Aunque cada persona precise de unas plantas concretas según sus características y dolencias habituales, también es cierto que algunas hierbas y preparaciones deberían estar siempre presente en el «botiquín vegetal» individual o familiar. A continuación incluyo una breve lista de las hierbas de empleo mas frecuente y de mas amplio espectro curativo, de las que convendrá disponer siempre que sea necesario:


• AJO, EXTRACTO DE (resfriados, gripe, bronquitis, colesterolemia, hipertensión, cardiopatías).

• ANÍS (flatulencias, meteorismo, problemas vesiculares, estreñimiento).

• ÁRNICA (hematomas, contusiones).

• BOLDO (congestiones hepáticas, indigestión, trastornos de la vesícula).

• HIPÉRICO (acidez estomacal, trastornos nerviosos, depresión).

• LAVANDA (migrañas, nerviosismo, flatulencias, nauseas).

• MANZANILLA (indigestión, acidez estomacal, úlcera gastroduodenal, fermentaciones intestinales, desinfectante, calmante cutáneo y ocular).

• MELISA, AGUA DE (nerviosismo, ansiedad, insomnio, palpitaciones nerviosas).

• ROMERO (amenorreas, circulación sanguínea deficiente, reumatismo, artritis, depresión).

• SEN (estreñimiento pertinaz y rebelde).

Por supuesto, esta es solo la base de una buena y completa despensa fitoterapeútica que todos nosotros podremos incrementar y completar según nuestras propias necesidades.