AGUA DE COCO, FANTÁSTICAS PROPIEDADES E HIDRATACIÓN MÁXIMA

Posted by Begoña Rojo on 11:33 with No comments

¿Qué es el agua de coco?
 
Naturalmente refrescante, el agua de coco tiene un sabor dulce, a nuez. Contiene carbohidratos de fácil digestión en forma de azúcar y electrolitos. No debe confundirse con la leche o el aceite de coco alto en grasa, el agua de coco es un líquido claro en el centro de la fruta que se aprovecha de los cocos verdes jóvenes. Y nos referimos al agua de coco natural, BIO, que no lleva azúcares añadidos, porque también se están comercializando refrescos en los que hay añadidos y lógicamente las calorías no son las mismas ni los efectos los mismos.


El agua de coco natural tiene menos calorías, menos sodio y más potasio que una bebida deportiva. Una onza, que son unos 30 ml de agua de coco sin sabor contiene 5,45 calorías, 1,3 gramos de azúcar, 61 miligramos (mg) de potasio y 5,45 mg de sodio comparado con Gatorade (bebida isotónica), que tiene 6,25 calorías, 1,75 gramos de azúcar, 3,75 mg de potasio y 13,75 Mg de sodio.

Hay muchos beneficios saludables al consumir agua de coco. Es una forma totalmente natural de hidratar, reducir el sodio y añadir potasio a las dietas. La mayoría de la población en España no tomamos suficiente potasio en las dietas porque no comemos suficientes frutas, verduras o productos lácteos, por lo que el agua de coco puede ayudar a llenar los vacíos nutricionales.


El agua de coco es muy apropiada para deportistas, ya que su hidratación es tanta como la de una bebida isotónica, su sabor es agradable y refrescante, el precio no es muy caro y es relativamente baja en calorías por lo que consumiéndola agregarás naturalmente potasio a tu dieta y te mantendrás bien hidratado. Sin duda el aspecto de la piel mejora notablemente desde casi el primer día que la tomas. Si necesitas combatir el estreñimiento, también es esta tu bebida.

Bautizada como "la bebida deportiva de la madre naturaleza" por los vendedores, la demanda se dispara, impulsada por celebridades y el respaldo de los atletas y promete hidratar el cuerpo y ayudar en la solución de una serie de "problemas" como pueden ser la resaca en la que funciona ya que el agua de coco contiene los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita recuperar después de un exceso de bebida.

Pero ¿es el agua de coco capaz de cumplir con todas las promesas o son un bulo?

Un estudio recientemente publicado en Medicina y Ciencia en Deportes y Ejercicio muestra que el agua de coco repone los líquidos corporales, así como una bebida deportiva y mejor que el agua, pero los atletas preferían el sabor de las bebidas deportivas.

La nutricionista deportiva Nancy Clark, MS, RD y autora de Nancy Clarks Sports Nutrition Guidebook dice que el agua de coco no rehidrata el cuerpo a menos que puedas beber mucho. Mi opinión personal es distinta, ya que soy consumidora del agua de coco desde hace unos dos años. No tomo mucha, hay días que un brik de 500cc. y otros la mitad, e incluso algunos días no la tomo... y mi piel está hidratada como nunca lo había estado, con la misma suavidad de cuando era niña. Yo la recomiendo.

Un estudio de 2007 muestra que el agua de coco mejorada con sodio era tan buena como beber una bebida deportiva comercial para la rehidratación después del ejercicio con una mejor tolerancia al fluido. Otro estudio informó que el agua de coco causó menos náuseas y malestar estomacal y fue más fácil de consumir en grandes cantidades durante la rehidratación... pero al agua de coco se le atribuyen más beneficios. Ya sabemos que no todos los organismos son iguales y responden de la misma manera, pero aquí te dejo algunos de ellos por si te es de interés.


MEJORA LA CIRCULACIÓN SANGUÍNEA:
Su composición es similar al plasma sanguíneo por lo que, según la ONU, se ha utilizado en transfusiones de emergencia en desastres y guerras. Además, previene la formación de coágulos, reduce el colesterol malo y tonifica el corazón.

 
FAVORECE EL SISTEMA INMUNOLOGICO:
 
Ayuda a combatir infecciones al reforzar las defensas mediante el ácido láurico, conocido por sus propiedades antifúngica, antiviral y antibacteriana.
 
ENERGIA PARA EL CEREBRO Y LOS MUSCULOS:

Es una fuente de nutrientes, contiene 295 mg. de potasio, más que un plátano, lo que regula los latidos del corazón, la presión arterial y la función muscular, además de mejorar el conocimiento cognitivo.
 
REHIDRATACIÓN:

Refresca, contiene electrolitos esenciales y es fuente de cinco minerales esenciales: potasio, magnesio, calcio, sodio y fósforo.
 
ANTI-ENVEJECIMIENTO:

Contiene citoquininas, hormonas vegetales que evitan que las células experimenten cambios degenerativos, reduciendo el riesgo de padecer cáncer.
 
DIGESTIÓN:

El agua de coco limpia el sistema digestivo y desintoxica el cuerpo. Es un tono digestivo utilizado para tratar dolencias estomacales y estreñimiento gracias a sus enzimas bioactivas.



URINARIO:
 
Diurético que ayuda a la función renal y evita los cálculos renales. Favorece la curación de piedras en el riñón y la uretra.
 
RICA EN VITAMINAS, AMINOÁCIDOS, ENZIMAS, ANTIOXIDANTES Y FITONUTRIENTES:

Complejo de vitaminas B, minerales y oligoelementos, como el zinc, selenio, yodo y azufre.
 
BAJA EN CALORIAS:

Tan solo 46 calorías por vaso y su contenido en azúcar en una quinta parte del de otros zumos naturales de frutas. Ayuda a controlar la diabetes, acelera el metabolismo y favorece la pérdida de peso.
 
ALCALINIZA EL CUERPO:

Regula el pH de los líquidos corporales.


Mi opinión personal es que el agua de coco es fantástica y la voy a seguir consumiendo, pero cada uno debe valorar su opción. Anímate a hacer la prueba, porque lo que está claro es que es una bebida natural que no te va a hacer ningún daño, y los beneficios que puedes recibir son muchos. Recuerda que si la compras en grandes superficies te saldrá más económica que en algunos herbolarios donde el precio es más alto, pero eso sí, asegúrate de que sea BIO y sin azúcares añadidos.