COMO PREPARAR CEREALES Y LEGUMBRES GERMINADAS EN CASA

Posted by Begoña Rojo on 10:47 with No comments

A los que nos encanta el sabor de los brotes y reconocemos su valor alimenticio y sano, no nos cuesta nada dar el paso de cultivarlos en casa, de esa manera tenemos siempre a mano nuestra variada despensa natural.
 
¡Pequeños y mayores disfrutamos en casa de nuestros propios brotes cultivados por nosotros mismos! Los niños disfrutan mucho con ello.
 


Aconsejamos brotes de alfalfa para los principiantes, porque germinan muy fácilmente, igual que el girasol y las lentejas...

• Hay que comprar semillas ecológicas garantizadas al ciento por ciento. Luego nos hacemos con un tarro de cristal, como los de mermelada o los de legumbres cocidas. Tengamos en cuenta que las semillas, al germinar, aumentan bastante su volumen y escojamos un tarro lo suficientemente grande. En general, 2 ó 3 cucharadas soperas rasas de semillas en un tarro de cristal de conservas, será más que suficiente. Lo mejor es preparar diversos tarros en los que pondremos semillas a germinar con el intervalo de un día, para que la recolección sea escalonada.
 

• Eliminemos las semillas que nos parezcan feas o estropeadas. Coloquemos las seleccionadas en el tarro y cubrámoslas de agua. El tarro se debe tapar con una tela fina de algodón, una gasa o un trozo de tul, que aguantaremos a la boca del tarro mediante una goma elástica. Cuando las semillas que vamos a germinar son muy pequeñitas, estas telas van de maravilla para enjuagarlas, cambiar el agua y escurrir los brotes. Si se trata de semillas grandes (garbanzos, girasol...) podríamos usar perfectamente un colador. El agua que utilizaremos para la germinación será, preferentemente, mineral.
 
• Dejemos las semillas cubiertas de agua la primera noche. El tiempo que se deben dejar las semillas en remojo dependerá de cada variedad. La alfalfa y los rábanos, por ejemplo, tienen bastante con tres o cuatro horas en remojo, mientras que los garbanzos, las judías mungo y las de soja necesitarán más de diez horas. Cuando queramos germinar semillas de diferentes tamaños y especies, es preferible ponerlas por separado, porque cada especie tendrá un tiempo de germinación concreto y diverso.
 
• A la mañana siguiente se enjuaga cuidadosamente con agua varias veces, a través de la tela de gasa, con agua mineral o con un agua filtrada.


 
Recuerda
 
• Usar semillas ecológicas sanas y sin grietas.
 
• Se requiere un tiempo de remojo con agua mineral o purificada.
 
• Los enjuagues deben ser muy cuidadosos.
 
• Se requiere un tiempo de germinación en una atmósfera húmeda.
 
• La temperatura ambiente deberá situarse entre 18 y 22 °C.
 
• Conviene luz sin sol directo.