RECETAS SANAS CON CEREZAS

Posted by Begoña Rojo on 12:20 with No comments

El sabor de las cerezas es tan delicioso que podemos tomarlas frescas o utilizarlas como el broche perfecto para preparar todo tipo de postres, helados y confituras. Los estudios han comprobado que es la fruta con mayor concentración de flavonoides que existe. Además, contienen vitamina A, C y E, hierro, melatonina.
 
Es una de las frutas con más virtudes, pero su temporada se acaba pronto. Son bajas en grasas y colesterol, ricas y fáciles de comer, con una apariencia muy seductora, por ello las cerezas son una de las frutas preferidas por niños y adultos en el verano.
 
Se pueden distinguir tres variedades de cerezas: la dulce, la ácida (o guinda, mayormente empleada en la elaboración de conservas) y la variedad Duke, que es una mezcla de ambas. Además, se pueden preparar de innumerables maneras, tanto en platos dulces como salados, o simplemente usarlas como un fantástico tentempié entre comidas.


 
Deja que las cerezas lleguen a tu mesa:
 
- En batido.
 
Tan solo hay que deshuesarlas y meterlas en la batidora junto con la leche (que puede ser de almendras), una cucharada de miel y un poco de hielo picado para que esté bien frío.

- Caramelizadas.
 
Se trata de una elaboración sencilla con un resultado exquisito. Solamente hay que calentar un par de cucharadas de miel en un cazo, a fuego medio, y cuando esté caliente meter las cerezas haciéndolas girar mientras se sostienen por el rabo, procurando que queden bien impregnadas. Después se agrega la mantequilla, se remueven con viveza y se retiran.

- En gazpacho o sopas frías.
 
Para preparar un gazpacho de cerezas, solo hay que añadirlas a la sopa fría en sustitución del pepino y emplear vinagre de manzana.

COMPOTA DE CEREZAS
 
Ingredientes (Para cuatro raciones) :
 
1 kilo de cerezas; 150 gramos de azúcar; agua que las cubra; un vaso de vino tinto bueno.
 
Preparación: Se lavan las cerezas, se deshuesan y se ponen a cocer con el agua, el vino y el azúcar. La compota obtenida se sirve mejor fría, aunque también se puede tomar templada.



VALOR NUTRITIVO (En una ración normal, de la receta anterior.)
 
Calorías totales: 322
 
Hidratos de carbono: 42,5;
 
Proteínas: 0,2;
 
Grasas: 0,17;
 
Vitaminas: A y B.
 
¿Qué aporta este plato? Una cantidad notable de vitaminas, ácidos orgánicos, tanino y flavonoides.
 
RECOMENDACIONES
 
¿Quién, cómo y cuándo se puede comer? Este plato es recomendable para las personas de cualquier edad, en especial para las curas de los pletóricos y reumáticos, así como también por sus vitaminas, es indicado para niños y adolescentes. Es un postre excelente.
 
GELATINA CASERA

Es la manera perfecta de convertir las cerezas que ya están un poco pasadas en un postre delicioso.
 
Ingredientes:
 
8 láminas de gelatina neutra, 100 g de azúcar, 150 g de cerezas y 500 ml de agua.
 
Preparación:
 
Humedece las láminas de gelatina en un bol con agua. Deshuesa y tritura las cerezas. En un cazo calienta el agua con el azúcar y las láminas de gelatina sin que hierva y añade el zumo de cereza. Vierte la mezcla en moldes individuales y enfría en la nevera durante 8 horas.

POLLO CON CEREZAS
 
Pon unos muslos de pollo en un adobo de zumo de naranja y limón, miel y un poco de agua. Deshuesa las cerezas, colócalas en una cazuela con el adobo y canela y sal-pimienta. Dora los muslos en una sartén, baja el fuego medio, añade la salsa, tapa y deja cocer 20 minutos.
 
GAZPACHO
 
Tritura 1/2 kg de tomates maduros con 200 g de cerezas, aceite de oliva virgen extra y sal.
 
Sirve bien frío con aguacate cortado en daditos, pistachos o anchoas picados.
 
ENTRANTE CON CEREZAS
 
Corta las cerezas por la mitad, quita el hueso y rellénalas con queso de cabra y unos daditos de tomate. Espolvorea con almendra picada.
 
CONSEJO
 
Recuerda que no se deben lavar las cerezas antes de meterlas en la nevera, ya que lo único que se conseguirás es que la humedad las estropee en menos tiempo.