EL GERMEN DE TRIGO, FUENTE NATURAL DE VITAMINA E

Posted by Begoña Rojo on 4:28 with No comments
 
De la semilla del trigo se obtienen el salvado que es la capa externa y fibrosa y el germen que es la parte reproductora de la semilla, el centro y la fuente de ácidos grasos esenciales y de vitaminas en esta planta. La parte interna de la semilla que se remueve durante el refinamiento da como resultado la harina blanca.
 
El germen de trigo es fuente natural muy rica en vitamina E. Contiene además vitaminas del grupo B (B1, B2, B6, niacinamida, ácido pantoténico).

Es también fuente importante de proteínas, hidratos de carbono y grasas poliinsaturadas.
 
- La vitamina E es necesaria para el mantenimiento del crecimiento y para la reproducción.
 
Es una vitamina antioxidante que protege las membranas celulares y otras sustancias presentes en las células. Se le conoce como la vitamina de la longevidad y la juventud (antienvejecimiento).
 
Mantiene el metabolismo muscular, así como la integridad del sistema vascular y sistema nervioso central.
 
La vitamina E es necesaria para el mantenimiento de los túbulos renales, pulmones, estructuras genitales, hígado y membrana de los glóbulos rojos.
 
A nivel celular mantiene la síntesis proteica previniendo la formación de enzimas tóxicos (peroxidasas) derivadas de los ácidos grasos insaturados. También participa en las reacciones de oxidación-reducción vía coenzima Q y sistemas enzimáticos respiratorios.
 
Pensamos que la vitamina E integrada en un alimento es más biodisponible por el organismo. También pueden emplearse los comprimidos de vitamina E orgánica.

- Tomar germen de trigo, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal.

- No contiene purinas, por los que es un alimento dirigido a aquellas personas que tengan un nivel alto de ácido úrico. Por este motivo, ayuda a evitar ataques en pacientes de gota.

- Tampoco contiene colesterol, y por ello el sistema circulatorio y nuestro corazón se ven muy beneficiados al tomarlo.

La piel y las enfermedades propias de ella, como la psoriasis o el eczema mejora utilizando germen de trigo, así como quemaduras, incluyendo las provocadas por el sol y las erupciones cutáneas, mejorando también el aspecto de la piel seca ya que previene las arrugas y la piel flácida.

 
Se comercializa en forma de harina, copos, pastillas o perlas de aceite. Su consumo se puede hacer de muchas formas, y es que lo podemos comer en ensalada, con zumos, yogures... Y su ingesta supone un apoyo a nuestra dieta habitual.

Es preferible utilizar harina fresca porque conserva la mayor cantidad de nutrientes con una oxidación mínima pero hay que utilizarla de inmediato porque se vuelve rancio casi tan rápidamente como la leche sin refrigerar.
 
La composición del germen de trigo por cada 100 gramos del producto son:

Agua: 11,12 g
Calorías: 360 kcal
Hidratos de carbono: 38,6 g
Proteínas: 23,15 g
Fósforo: 882 mg
Fibra: 13, 2 g
Calcio: 39 mg
Manganeso: 13,3 g
Magnesio: 239 mg
Zinc: 12,3 mg
Vitamina B1(Tiamina): 1,88 mg
Vitamina B2 (Riboflavina): 0,499 mg
Vitamina B6: 1,30 mg
Vitamina B2 (Niacina): 6,80 g
Ácido fólico: 281 g
Vitamina E: 22,1 g