AZAFRAN, COLORANTE Y MEDICINAL

Posted by Begoña Rojo on 13:16 with No comments

 
El azafrán (Crocus sativus L.) pertenece a la Familia de las Iridáceas.
 
Sinonimia castellana: Croco. Catalán: Safrá, safranera. Vascuence: Azaparan, hupa, azafrai. Gallego: Zafran, acafráo, ervaruiva.

Descripción.

 
Planta bulbosa, herbácea vivaz, originaria del Mediterráneo oriental.
 
La palabra azafrán viene del árabe zaferán, que también significa amarillo; de la misma forma que del latín crocus se formaron croceus y crocinus, que equivalen igualmente a amarillo.
 
Se trata de un antófito de bulbo sólido, sin cascos ni escamas, un poco mayor que una avellana gruesa. Se renueva todos los años sobre el del año anterior. Tiene hojas que nacen después de florecida la planta, dentro de un estuche en forma de vaina membranosa, considerablemente estrechas y alargadas.
 
Esta planta bulbosa florece a finales del verano. Las flores brotan del bulbo, formando un prolongado tubo, que se abre en una especie de copa de color lila y morado, que es la llamada "rosa del azafrán", constituida por media docena de piezas o estigmas de figura elíptica y de color rojo intenso. El tubo de la flor es morado y va palideciendo hasta tornarse blanco.
 
 
Los estigmas constituyen el azafrán condimentario, producto muy valioso en todas las épocas, pues se precisan de 120.000 a 140.000 flores para obtener 1 kg. de azafrán seco.
 
Virtudes.
 
- El azafrán se ha empleado desde muy antiguo. Es un buen cordial; fortifica el corazón.
 
- Combate todas las enfermedades contagiosas, calma la tos, combate la viruela, contribuye a eliminar las obstrucciones del hígado y del bazo y dulcifica las serosidades acres.
 
- Antiguamente era empleado para facilitar el parto y la menstruación, por tener acción eficaz sobre los órganos genitales femeninos, despertando la contracción de la matriz.
 
- Las aplicaciones del azafrán son múltiples en medicina casera. Con todo, hoy tan sólo se suele utilizar como aperitivo y estomacal. Igualmente es un ingrediente indispensable para condimentar innumerables guisos.

- Interviene asimismo en la preparación del láudano, junto con extracto de opio, vino, blanco y otros componentes.
 
- Por sus propiedades emenagogas, sedantes y antiespasmódicas, el azafrán es tenido en gran estima, pero realmente se trata de una planta venenosa.
 
- También se toma en Hispanoamérica para combatir el asma, la tos convulsiva y la histeria y se ponen cataplasmas de la misma hierba para las hemorroides.
 
- Recuérdese que tomado en exceso puede resultar un desastroso abortivo, pues provoca la muerte del feto e incluso de la madre.
 
- Frotando las encías de los niños con agua de azafrán, les calma las molestias de la dentición.
 
Presencia.
 
El azafrán no fructifica. Se cría en los recuadros destinados a su cultivo, tanto en tierras de secano como de regadío.
 
Hay que cortar el estilo un poco por debajo del punto en que, abriéndose en tres brazos (en raras ocasiones cuatro), forma los estigmas.
 
El azafrán se cultiva particularmente en La Mancha, Teruel y Toledo, y algo menos en Andalucía, Murcia, Levante, Tarragona y Baleares.
 
Partes utilizadas:
 
Los estigmas de la flor.
 
Componentes activos:
 
Crocetina, un colorante rojo-naranja llamado safranina, aceite esencial, agua, ceras, ácido málico, celulosa, óxido de hierro, albúmina y sustancias gomosas.   
 
Propiedades:
 
Hipnótico, emenagogo, tónico, estimulante, sedante, antiespasmódico, colorante.
 
Uso interno y externo.
 
De gran aplicación en Farmacia para preparados utilizados en la digestión, impotencia, reglas, frigidez, bronquitis, apetito, tos, encías, dolor.

PARA LA SALUD
 
Recordamos que, por ser una planta tóxica, para preparar los medicamentos el azafrán debe ser utilizado en dosis que se calculan en fracciones de gramo, por lo que se recomienda no utilizar nunca en medicina casera el bulbo o los estigmas del azafrán.
 
Infusión:
 
Sedante y antiespasmódica. Dejar varias horas en infusión 0,2 g. de azafrán en un litro de agua. Filtrar y tomar dos tazas al día.
 
 
Tintura:
 
Antineurálgico para el dolor de dientes y muelas. Dejar en infusión 10 g. de estigmas en 100 g. de alcohol de 70º; se administra a gotas, a razón de 10 a 30 sobre el diente o muela dolorido.
 
PARA LA COCINA
 
Los estigmas del azafrán se vienen usando como aromatizante y colorante de algún licor y de numerosos platos: paella, arroz amarillo a la milanesa, etc.
 
Advertencia:
 
Tanto en la alimentación como en uso medicinal casero, el azafrán tomado en dosis excesivas puede provocar graves intoxicaciones.